Ex Villa Agur se transforma en un centro comercial

La residencia fue refuncionalizada para albergar más de una decena de propuestas comerciales, entre gastronómicas y otras orientadas al cuidado de la mujer.

La antigua residencia ubicada en el corazón del Cerro de las Rosas, donde hasta hace poco tiempo se levantaba el complejo gastronómico Villa Agur, se renueva para dar paso a un nuevo emprendimiento comercial. Se trata de “La Verbena”, un mini mall que -en más de 1.200 m2 de superficie- ofrecerá múltiples propuestas comerciales.

Los hermanos Spila -Fernando y Martín- junto a Ramiro Lanza Castelli y un grupo de contadores, se asociaron para dar forma a este conglomerado comercial que se ubica en la tradicional esquina de Tristán Malbrán y José Roque Funes.

Según precisó Fernando Spila a Comercio y Justicia, la refuncionalización de esta propuesta dejó en marcha tres niveles cubiertos, una plaza a cielo abierto y un patio con piscina en su parte posterior.

Una decena de marcas -como Almacén de Caricias; Graciela Franceschini tortas y helados; Jackpot, delicatessen y regalería; Luna India, Mannequins Escuela de Modelaje, Arias Bazán Escuela de Maquillaje y Tagle -con un stand de Nissan- se instalarán en locales interconectados, con la finalidad de lograr una mayor sinergia entre espacio y libre circulación para los visitantes.

Incluirá también un área gastronómica a cargo de Lanza Castelli, egresado de la Escuela de Gastronomía Azafrán, quien habilitará un restaurante Gourmet denominado Basamento, y un restó bar, que tomará el nombre del mismo complejo.

A futuro, Spila no descarta que marcas de Buenos Aires engrosen la oferta de este mall y se instalen en los más de 300 m2 que quedan libres en la zona del patio.

Historia
La antigua residencia data de principio del siglo pasado y cuenta con atractivas referencias, ya que fue propiedad de la familia Obregón Cano así como asiento de Casa FOA, abocada al diseño y reciclaje arquitectónico. Además, es Patrimonio Histórico de la Provincia de Córdoba, por lo cual su renovación preservó su estructura y fachadas.

Su emplazamiento coincide con la actualización de la Zona Norte como un referente de producción empresarial en la ciudad, y su localización la posiciona como una de las principales residencias con atractivo para el consumo local con una propuesta que conjuga sofisticación, arquitectónica, patrimonio cultural y vista privilegiada. El emprendimiento se emplaza en una superficie total de 2.480 m2, de los que 850 m2 cubiertos estarán ocupados, al igual que otros 350 m2, pertenecientes a la plaza.

Artículos destacados