Esta semana se debate plan para reactivar las terminales

El modelo de auto barato que sugiere el Gobierno para reactivar la industria automotriz y que defiende el secretario de Comercio Guillermo Moreno sumó detractores.
El tema del paquete de auxilio a la industria automotriz se anunciaría esta semana en Olivos, previa discusión en la cartera de la Producción. El asunto es que hay discrepancias y opiniones encontradas que derivan más de una postura política que de posibilidades del mercado. Entre quienes dudan estaría incluso la flamante ministra de la Producción, Débora Giorgi, cuya idea es la de distribuir los beneficios entre todos los modelos y no, uno por empresa. El argumento es que el auto barato sólo se produce en Brasil y prueba de ello es que cuando se pidió a las automotrices que propusieran un modelo económico, sólo tres mostraron un coche fabricado en el país: General Motors, que inscribió el Corsa Classic; Fiat, el Palio, y Renault, el Clio.
A la residencia presidencial fueron convocados (sería el mismo martes) los integrantes de la cadena productiva del sector, terminales, autopartistas, concesionarios y otros proveedores.

En lo que habría acuerdo es en las medidas fiscales para generar un mayor contenido de producción nacional. La idea del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para incrementar las ventas con créditos subsidiados para la compra de un cero kilómetro a precios más baratos que los actuales, también lo objetan las concesionarias. Un cero barato “matará el mercado de los usados y canibalizará la oferta de los cero kilómetros, porque habrá un corrimiento de la demanda hacia esos modelos”, resumen.
Según Moreno, cada terminal deberá contribuir con un modelo que se venderá hasta un 25% más barato, con financiamiento de largo plazo (cuatro años), tasa fija y sin interés.
El funcionario pretende volcar cerca de 100.000 autos al mercado en el corto plazo para generar un shock de demanda capaz de reactivar la producción y las ventas, y frenar los conflictos laborales en el sector. Fuentes del mercado explicaron que las terminales ya presentaron los modelos a subsidiar: General Motors, el Corsa Classic; Ford, el Ka; Fiat, el Palio y el Siena; Peugeot, el 206; Renault, el Clio, y Volkswagen, el Gol. La idea del Gobierno es que estos modelos no valgan más de $ 30.000, gracias a los descuentos de fabricantes y concesionarias.

Artículos destacados