Esso se iría de Argentina

La petrolera Esso, filial de la norteamericana ExxonMobil, empezó a dar los primeros pasos para vender sus estaciones de servicio en el país. Por ahora, retendría la propiedad de su refinería ubicada en Campana, según fuentes de la petrolera.

En la empresa han negado la información, pero fuentes del mercado aseguran que en el negocio petrolero se da por hecho que inició los movimientos para deshacerse de activos, lo cual podría llevar un tiempo, razón por la cual la firma bajó el tono del trascendido.

Esso tiene en el país 489 estaciones, más de una veintena en la provincia de Córdoba. Funcionan bajo tres modalidades: casi 80 son propiedad de la empresa y operadas por ella, mientras que el resto se divide en estaciones que le pertenecen pero son gerenciadas por intermediarios tercerizados y las demás son abanderadas, que están en manos de empresarios particulares, pero con bandera de la petrolera. Esso ocupa el tercer lugar en ventas totales en el país con 12,5% del mercado, detrás de YPF y Shell, pero supera a la brasileña Petrobras. Los pequeños y medianos dueños de estaciones de servicio y las petroleras aseguran que por el aumento de costos y el retraso de los precios de los combustibles, el mercado está en situación crítica. La intención de la empresa, de acuerdo con varias fuentes del mercado, es desprenderse de todas las estaciones en un plazo no mayor a los dos años.

Esso, que tuvo problemas al asumir Cristina Fernández, evalúa ceder su marca junto con las bocas. Pero junto con esa concesión tiene previsto cerrar contratos con los compradores de estaciones para que adquieran el combustible a la empresa.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Artículos destacados