España ofrece invertir en la ruta turística Camino Real

El gobierno provincial recibió una carta oficial de  la embajada, en la que se muestra interés en el proyecto.

El proyecto de la Provincia de reconstruir el Camino Real -utilizado en la época colonial para unir Córdoba con el Perú- en el tramo ubicado en su jurisdicción recibió el apoyo del Estado español, que ofreció participar en la inversión.

El gobernador Juan Schiaretti anunció el viernes en la reunión de Gabinete realizada en Cañada del Río Pinto, que el Reino de España está interesado en participar tanto en las inversiones como en la gestión del emprendimiento junto con la Provincia.

La huella del primer camino real fue la seguida por los fundadores en 1573, por la expedición al mando de Jerónimo Luis de Cabrera.

Schiaretti informó: “Me ha llegado una carta del embajador de España anunciando oficialmente la voluntad de participar”. El gobernador destacó la importancia del Camino Real para Córdoba, porque es parte de la tradición de nuestra provincia y agregó que “esta obra revaloriza una parte muy importante de la historia de la Patria y de Córdoba”.

El gobernador expresó: “Están dadas todas las condiciones para que podamos trabajar de manera conjunta en una obra que es orgullo de la provincia, donde rescatamos parte de nuestra historia y al mismo tiempo sumamos otra atracción turística para que haya más posibilidades de trabajo en el norte provincial”.

Schiaretti comunicó que durante los próximos días quedarán habilitadas otras dos postas del Camino Real. “Antes de fines de marzo se va a inaugurar la Posta de la Piedrita y en los últimos días de abril la Posta de Pozo del Tigre”.

La ruta

El tramo cordobés original unía a Santiago del Estero con Villa de María del Río Seco ( antes Quillovil); Chipitín (La Dormida); Cunisacate (Las Peñas); Cavisacate (Villa del Totoral); Sinsacate y Ministalaló, hasta arribar a las márgenes del río Suquía. El camino se conoció como “Camino Real del Bajo”y fue reemplazado por uno nuevo que desde Sinsacate tomaba rumbo hacia Los Talas, Macha, Santa Cruz, San Pedro Viejo y San Francisco del Chañar y conocido como el “Camino Real del Alto”. Ambos se unían nuevamente en Ojo de Agua, ya en jurisdicción de Santiago del Estero.

Las postas  del Camino Real fueron construidas especialmente para dar albergue a los viajeros y asistir a los carruajes. Con las postas llegó el correo, servicio que ya existía en Europa en 1514, pero que en esta parte de Argentina recién se oficializó a mediados del siglo XVIII, cuando el rey Carlos III estableció un servicio de postas y correos con la denominación de “Camino Real al Perú”.

Artículos destacados