Es alto el nivel de reservas en los boliches de Córdoba

No hay gripe, invierno ni crisis que valgan para no festejar el Día del Amigo que se celebra el próximo lunes. Según un sondeo realizado por Comercio y Justicia en distintos boliches de Córdoba, es alto el nivel de reservas en los restaurantes integrados a estos locales, tanto como las expectativas de “llenar las discos” durante el fin de semana.
Mediante distintas propuestas gastronómicas y musicales, los boliches cordobeses salen al ruedo para captar un público -que sin distinción de clase social o gusto cultural- no está dispuesto a reprimir sus bolsillos para el festejo.
Para muchos operadores del rubro, la contingencia sirve para cubrir una demanda normalmente insatisfecha durante los fines de semana. Como contrapartida, para otros el Día del Amigo es una fecha “esperanzadora” para repuntar las ventas de un mes de julio golpeado por la crisis y la Gripe A.

Para Cruz, el local bailable ubicado en la zona del Chateau Carreras, la ocasión es propicia para captar una demanda desbordada. En principio iban a abrir al público sólo el lunes 20, pero por los excesivos pedidos destinaron también el sábado 18 al festejo. El restó tiene capacidad normal para 130 personas, y en esta oportunidad dispuso lugar para 250 cubiertos. Según la vocera del local, el nivel de reserva supera el 50%, en tanto las expectativas de llenar la disco con 1.500 personas se mantiene firme.
“Este boliche atiende el segmento ABC1, por eso las ventas no bajaron”, precisó Virgnia en relación con el desarrollo de la actividad durante el año en curso.
Carreras, ubicado sobre Cárcano y Piamonte, ya tiene un importante nivel de reservas tanto para el restó -con capacidad para 70 personas- como para los livings, con espacio para 300 personas.
Del mismo modo, Voodoo, sito en Alta Córdoba, cuenta con reservas de 40% para hoy y de 60% para mañana. “Si bien es importante, no se compara con el año pasado, cuando una semana antes del festejo ya estaban agotadas”, comentó el dueño, Leandro Oglia. El propietario apuesta a que el evento apuntale la actividad, que registra en general una caída de 30 a 50% con relación al 2008.

De igual forma, Living Four, sobre Av. Sagrada Familia, acusa una reserva de 50% para mañana, la que en épocas “normales” era de 100% a esta altura. “Normalmente estamos atacados por la competencia desleal de locales que funcionan como boliches y sólo están habilitados como bar, y en épocas de crisis esto nos perjudica aún más”, fustigó Fernando Gómez Ruiz, encargado del lugar. Sin embargo, aguarda para este sábado un boliche completo con 800 asistentes.
Por su parte, el local bailable Dorian Gray, en la zona del Abasto, con su propuesta alternativa de música electrónica y pop, sostiene una buena performance de venta de entradas. Para el día del amigo, que lo festejará mañana, ya tiene confirmados 600 asistentes. “La crisis nos afectó no en el nivel de afluencia: la gente sigue saliendo pero disminuye la cantidad y la calidad del consumo”, ultimó Joaquín Barrera, responsable de relaciones institucionales.

PRECIOS

Menús para el Día del Ami

Artículos destacados