En París presionan a Carrefour para irse de países emergentes

Inversionistas franceses plantearon a la cadena Carrefour que venda locales en Asia y América Latina, para compensar las pérdidas sufridas en su país de origen.
Dos de los principales accionistas, Colony Capital y Bernard Arnault, están presionando en este sentido al mayor minorista de Europa para que deje sus operaciones en mercados como China y Brasil, según informó el diario Le Monde. Ambos grupos quieren que el máximo responsable de Carrefour, Lars Olofsson, venda las filiales a fin de salvar sus inversiones en el negocio minorista parisino, que ha perdido casi 30% de su valor de mercado desde marzo de 2007, explicó Le Monde.

Las propuestas de ventas no incluyen los locales de Argentina, que registran ganancias. Según el diario, los inversores están ansiosos de recuperar su dinero a través de un dividendo especial. Carrefour y Blue Capital, el vehículo de inversión de Colony y Arnault, se negaron a hacer comentarios respecto de la posible operación. Las acciones de Carrefour subieron 3,1% en París, luego de que se diera a conocer esta información. Así, avanzaron 95 centavos a 31,80 euros y llevaron su alza de este año a 16 por ciento en la rueda de anteayer.

Latinoamérica representó 12% de la ganancia operativa de Carrefour en 2008, mientras que Asia contribuyó con 8,5 por ciento. Las ventas en las dos regiones subieron 26% y 11%, respectivamente, el año pasado, mientras que avanzaron sólo 1% en Francia, que representa 44% del ingreso de la compañía.
Vender las filiales sería “un enorme retroceso”, opinó Benoit de Broissia, analista de KBL Richelieu Gestion (que tiene acciones en Carrefour), informó la agencia Bloomberg.

Artículos destacados