Empresas prestatarias prevén un aumento de 19 por ciento en la medicina prepaga

La medicina prepaga aumentaría en agosto 12 por ciento y en diciembre otro 7 por ciento, en lo que los directivos de las compañías calificaron como una medida "inevitable" para afrontar los aumentos salariales de los trabajadores de la sanidad.
El sistema prepago rige para el grueso de los rabajadores en relación de dependencia y hasta el momento las posibles subas han sido resistidas por las autoridades de gobierno.
El incremento de las cuotas se haría en forma escalonada hasta llegar al 19 por ciento en diciembre, que es el mismo porcentaje de suba salarial que reclaman los trabajadores de sanidad.
Empresarios del sector explicaron en declaraciones a la prensa que el aumento de las cuotas podría replicar en el de los salarios, a pesar de que los gastos en personal representan 60 por ciento del total de la estructura de costos de un centro de salud.

Los aumentos en las cuotas de la medicina prepaga afectarán 800.000 contratos y se aplicarían siguiendo los que se darán en los sueldos, que también serán escalonados.
Los trabajadores recibirán una recomposición de 12 por ciento a partir de julio y otro 7 por ciento en diciembre, por lo que los hospitales y clínicas trasladarían la suba a las tarifas que les cobran a las prepagas.
En las clínicas privadas los aumentos serán los mismos, pero se aplicarán en agosto y diciembre, según informó Héctor Daer, secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad.
Algunas empresas de medicina prepaga aplicaron subas de 10 por ciento entre marzo y mayo pasado, aunque directivos del sector explicaron que esa medida se tomó para compensar los incrementos salariales de 2008.

La consulta médica les cuesta a las empresas un promedio de 30 pesos y aunque hay profesionales que trabajan a sueldo, no se encuentran regidos por ningún convenio, por lo que sus recomposiciones salariales dependen de la decisión de las empresas.
Hugo Magonza, vicepresidente de la Asociación de Entidades de Medicina Privada (Ademp), explicó que a la suba de los salarios y de la tecnología médica se le sumó la del dólar, que tiene un fuerte impacto en el sector por la dependencia de insumos importados.

Artículos destacados