Empresas de alquiler de equipos para el agro aumentan sus ganancias

Aunque la tarifa por los servicios prestados por maquinaria agrícola aumentó 15% contra el año pasado, los contratistas vivirán una bonanza con la cosecha, de la que esperan cobrar 56,7% más por soja y el maíz este año.

Así lo reconoció la Federación Argentina de Contratistas de Maquinaria Agrícola (Facma), cuyo titular, Jorge Scoppa, afirmó que “va a servir sólo para sanear las deudas y que en casos muy puntuales se van a hacer algunas inversiones, pero por debajo de las de la campaña 2007/08”.

La soja y el maíz sortearon la sequía gracias a las fuertes lluvias finales, con un diferencial en los mejores rendimientos de ambos granos. Se suman a ello las mayores hectáreas sembradas que aumentaron 12 por ciento. Aparte, en enero los contratistas comunicaron un ajuste tarifario, con valores retocados 15% hacia arriba.

Pero la principal diferencia está en los rindes. Mientras el año pasado la hectárea de maíz dio 5.500 kilos en promedio, este año se espera que ese valor ascienda a los 8.000, es decir, 14,5% más. En el caso de la soja, se pasó de los 1.800 kilos por hectárea el año pasado, a un promedio estimado en 2.400 kilos para este año, 33% más.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Los contratistas elaboran anualmente un tarifario que es un listado de precios por hectárea en función de los rindes.

El aumento de este año se basó principalmente en el mayor costo de los combustibles. Por ello, en el caso del maíz, pasarán de cobrar $ 250 por hectárea a facturar $ 374,5, según el tarifario actualizado de Facma. Con este cálculo, el total de ingresos para los contratistas, si levantaran toda la cosecha de maíz (una parte la recolectan los productores por sí mismos), sería de $ 861,3 millones, contra $ 575 millones el año pasado.

Por cada hectárea de soja cosechada este año, los contratistas esperan cobrar $ 263,7, contra los $ 190 por la misma extensión el año pasado. Esto indica que la facturación de los contratistas sería de $ 5.010 millones, lo que representa un aumento de 17,8% en comparación con la campaña pasada. Sumando ambos cultivos, los trabajos de cosecha por la campaña gruesa habrían sumado unos $ 3.748 millones en 2009.

Artículos destacados