Empresas comienzan a aplicar plan de integridad para evitar actos ilícitos

DE MAIO. “Empezamos a notar un cambio en la concepción de la necesidad de un plan de integridad”.

Dichos planes deben contener código de ética, políticas, reglas y procedimientos específicos, así como
capacitaciones periódicas sobre el tema, entre otros

Kroll, consultora especialista en casos de fraudes corporativos, lavado de dinero y control de riesgos, está asesorando a muchas compañías en Argentina sobre la ley de responsabilidad penal empresaria a partir de la cual las empresas están generando planes de integridad pero muchas veces no saben cómo hacerlo.
En diálogo con Comercio y Justicia, Cecilia De Maio, responsable de Inteligencia Corporativa e Investigaciones de Kroll, explicó sobre la necesidad de reforzar estos planes de integridad.

-¿Cuáles son los elementos básicos de un plan de integridad?
De acuerdo con la reglamentación impuesta por la Oficina Anticorrupción en el mes de octubre pasado, los planes de integridad, como mínimo, deben contener código de ética, políticas y procedimientos de integridad, reglas y procedimientos específicos para prevenir ilícitos en el ámbito de concursos y procesos licitatorios y capacitaciones periódicas sobre el tema, entre otros.

-¿Qué es lo más importante a tener en cuenta para evitar casos de corrupción dentro de la empresa?
Creemos que es importante conocer profundamente el funcionamiento de la empresa, quiénes son sus integrantes, las funciones que cumplen y cuáles son los procedimientos ya implementados. De ese modo se arma un plan de integridad que puede ser implementado satisfactoriamente, sin alterar drásticamente el curso de los negocios y la vida diaria de la empresa.

-¿Han trabajado con empresas de Córdoba? ¿Cómo están avanzando en este sentido?¿Y como ven a los empresarios de Córdoba?
Desde nuestro lugar, marcamos la necesidad de implementar no sólo un plan de integridad sino que también insistimos en la necesidad de empezar a crear una cultura de cumplimiento en cada uno de los miembros de la entidad. De ese modo, el implementar este tipo de procedimientos y procesos dirigidos a un actuar ética y transparentemente comienza a ser natural.
Hemos trabajado con empresas de Córdoba y de todo el país. Y empezamos a notar un cambio en la concepción de la necesidad de un plan de integridad. Si bien las consultas comenzaron como necesidad a dar cumplimiento a una norma, hoy notamos una creencia en que la implementación de este tipo de normativas facilitará las actividades diarias de los integrantes de la empresa, y, consecuentemente, será favorable para el negocio.

-¿Qué perspectiva hay al respecto para el futuro?
Lo fundamental que deben de tener en cuenta las empresas es que ha habido un cambio en el paradigma, donde ahora los negocios están muchos más formalizados, y la cultura de cumplimiento empieza a ser necesaria para el desenvolvimiento diario de los negocios. Las empresas deben considerar sus valores y su misión, y cuál es la posición que desean ocupar dentro de la industria, e implementar un programa de integridad y una cultura de cumplimiento que los pondere.

Artículos destacados