Empresarios locales tratan la compra de banco pyme

Los grupos Dinosaurio, Electroingeniería y la Sociedad de Bolsa Dracma serían los proximos dueños del banco porteño

Tres grupos inversores cordobeses, del área de las finanzas, el inmobiliario y las construcciones industriales están detrás de la adquisición del Banco Finansur, un banco dedicado mayoritariamente a la banca personal y los créditos para la pequeña y mediana empresa. La información trascendió en el mundo de los negocios, aunque ayer fue negada por voceros de los grupos empresarios.

El Finansur, entidad radicada en Buenos Aires , fue creada hace 30 años, está incluida en el segmento de los bancos chicos y posee el ciento por ciento de capitales nacionales.

Con la adquisición por parte de los empresarios Euclides Bugliotti, de Dinosaurio, Héctor Acosta, de Electroingeniería y Hernán López, de la Sociedad de Bolsa Dracma, se concreta la tercera entidad financiera controlada por cordobeses. Las restantes son los bancos Roela y el Banco Julio.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El Finansur se ha desarrollado como entidad financiera de Capital Federal y provincia de Buenos Aires. Tiene su sede central en Sarmiento al 700, en el microcentro porteño y cuatro sucursales, en Bahía Blanca, Ezeiza, La Plata y Quilmes. Antes de trascender a la prensa su traspaso accionario, la entidad había formulado un plan de extensión de sucursales en el interior del país, principalmente en las provincias grandes como Córdoba y Santa Fe. Según trascendidos del mercado financiero, la compra está cerrada y resta la aprobación final del Banco Central.

Los negocios
El Banco Finansur realiza operatorias con las tarjetas Master Card y de Débito Maestro. Concede a sus clientes cuentas en pesos y en dólares y maneja también las Obligaciones Negociables VCP, con un plazo menor a los 270 días, asimilable a un Commercial Paper americano y destinado a los inversores .  El papel está destinado a inversores institucionales, principalmente Fondos Comunes de Inversión, que permiten diversificar las tradicionales fuentes de fondeo y obtener así una mejor estructura de capital y beneficios impositivos.

El Finansur se sumó a las entidades financieras que apuestan a las pymes, interpretando que este segmento está destinado a crecer en un economía en expansión como la argentina. Este rubro es, junto a la banca personal el principal objetivo de sus negocios.

El porcentaje de préstamos del sistema bancario argentino es de 13% sobre PBI. Con esta cifra, el mercado financiero local tiene mucho para crecer. Los fondos para el sector pueden provenir de los propios depositantes, que hoy colocan sus pesos por el equivalente a 16% del PBI. El sistema bancario argentino tiene el nivel de asistencia más bajo a nivel de la región, lejos de Brasil y Chile.

Según el Observatorio Pyme de la Unión Industrial, en el último año seis de cada diez empresarios Pyme optaron por utilizar su propio capital, en lugar de endeudarse.

El Banco Finansur atendió desde su creación la financiación de Pymes, un segmento en el que incursionan con fuerza otras entidades que concentran su financiación al sector Pyme rural, como el Banco Galicia –que tiene 70% de su cartera financiando pymes y, de ese porcentaje, un 75% concentrado en pymes rurales, según datos aportados por el sistema financiero. La tendencia la siguen otros bancos porteños. El Banco Ciudad incrementó 200% su cartera pyme de $ 173 millones a fines de 2007 hasta $ 505 millones en 2010.

El Banco de la Nación Argentina otorgó casi 29.000 préstamos de inversión a las pymes por $ 4.820 millones desde el lanzamiento de la “Línea de Financiamiento de Inversiones de Actividades Productivas para las Pymes”. También durante 2009, el Banco Provincia ha asistido financieramente a 16.000 pymes y otro tanto el Banco Credicoop, según informaciones del BCRA.

Artículos destacados