El turismo médico llega también de otras provincias

La internacionalización de servicios médicos se está viendo con mayor frecuencia. El precio y la no disponibilidad de especialistas y equipamiento son algunos de los factores que explican el crecimiento de “pacientes turistas” en la plaza.

El turismo médico  estuvo siempre asociado a la movilización de un paciente de un país al otro con el objetivo de abaratar los costos de su procedimiento –ya sea tratamiento o cirugía- o de poder someterse a especialistas no disponibles en su país de residencia, todo esto mientras se aprovecha el pre y postoperatorio para realizar turismo en la plaza escogida.

En el caso de Argentina, llegan  cada vez más turistas médicos provenientes no sólo de naciones limítrofes como Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú y Brasil, sino también de Estados Unidos, Canadá, España y otros países europeos. En este sentido, las diferencias cambiarias y los altos costos de la salud en esas regiones son el principal motivo por el que  miles de extranjeros a llegan al país para  someterse a estos tratamientos.

Sin embargo, esta tendencia de internacionalización de servicios médicos también se está viendo con mayor recuencia en el país. La no disponibilidad de especialistas o equipamientos adecuados en determinadas provincias hizo  que a diario miles de argentinos se movilizaran hacia grandes centros urbanos en busca de un tratamiento o cirugía.

“El turismo médico, tanto a nivel internacional como interno, se explica habitualmente en la búsqueda de uno de los siguientes objetivos: abaratar costos, acceder a un especialista o a equipos de última generación no disponibles localmente”, explicó  Virginia Digón, corresponsable del portal especializado www.turisalud.com.ar, que representa comercialmente a numerosos médicos e instituciones de distintas áreas en la provincia de Córdoba.

“A través de nuestro portal, por ejemplo, recibimos a diario consultas de pacientes de otras provincias tales como Tucumán, Mendoza, San Luis, San Juan, Santiago del Estero, interior de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Patagonia en general”, explicó Digón, quien advierte que esto muchas veces obedece a “un retroceso en la oferta médica de ciertas plazas frente a otras”.

La mayoría de las instituciones médicas que pertenecen al portal están experimentando en sus estadísticas un fuerte incremento de pacientes tanto del interior de Córdoba como del norte y sur de la Argentina.

Por ejemplo, en el Sanatorio Diquecito, institución especializada en el tratamiento de sobrepeso, 90% de sus pacientes proviene de otras provincias y del exterior, casi 60% de Buenos Aires, seguido por Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

Por su parte, el Instituto Galia registró un incremento de pacientes de la Patagonia para cirugías plásticas.

«Entre 20 y 30 por ciento de los pacientes de fertilidad provienen de otras provincias donde no tienen disponibilidad de estos tratamientos. Mayormente de Catamarca, San Luis, San Juan y del sur -Santa Cruz y Río Negro-. En Córdoba estamos muy bien posicionados en fertilidad y esta tendencia se ha incrementado desde hace un año y medio», comentó  Fernando Beltramone, especialista en fertilidad del  Centro Cigor.

«En lo que a cirugía bariátrica se refiere, más de 30 por ciento de mis pacientes proviene del interior de Córdoba y de otras provincias. Recibimos muchos de Catamarca, San Luis,  Mendoza y San Juan. Esta tendencia se explica principalmente en la calidad profesional; la gente que tiene cierto poder adquisitivo busca la mejor opción para su cirugía», agregó Norman Jalil, especialista en cirugía general y endócrina y director de la Clínica Privada Gallia.

Los tratamientos
No todos los procedimientos médicos ameritan que una persona se movilice de una provincia a otra en busca de una mejor prestación médica.

Las prácticas de baja complejidad, por ejemplo, están prácticamente descartadas del circuito de turismo médico interno, salvo algunas excepciones. En cambio, aquellas que requieren quirófano o la utilización de equipamiento no disponible en la plaza local son habitualmente las más buscadas.

También existen casos concretos de provincias que se caracterizan por ser referentes en ciertos tipos de tratamiento, como por ejemplo Córdoba en lo referido al sobrepeso, o Mendoza en oftalmología.

Independientemente de estas cuestiones concretas, las prácticas que más pacientes movilizan internamente son cirugía plástica (implante de mamas y liposucción, a la cabeza); oftalmología, odontología, obesidad, tratamientos de fertilidad, cirugía ginecológica, urología, cardiología, flebología, tratamientos contra el cáncer, tratamientos de adicciones, entre otros.

A mayor complejidad y mejor disponibilidad de profesionales y equipamientos de avanzada, mayor movilidad de pacientes.

“El precio, además, no es una cuestión menor. Por ejemplo, el costo de la cirugía de aumento de mamas es en general más bajo en Córdoba que en Buenos Aires, eso sin contar otros gastos que también son superiores, como el del alojamiento”, concluyó Digón.

Artículos destacados