El turismo de reuniones reportó ingresos por $18 mil millones a Argentina

Según datos oficiales, el año pasado se identificaron 4.203 congresos y convenciones, 505 ferias y exposiciones y 166 eventos deportivos internacionales en todo el país.

El turismo de reuniones reportó en 2013 ingresos para Argentina por más de $18 mil millones, lo que ubica al país en el segundo destino de América Latina en este segmento, según un estudio presentado ayer en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Los datos surgen de los resultados difundidos por el Observatorio Económico de Turismo de Reuniones en Argentina, el cual identificó 4.203 Congresos y Convenciones, 505 Ferias y Exposiciones y 166 Eventos Deportivos Internacionales, con un total de más de 17 millones de participantes en todo el país.

“La mayor concentración de eventos se dio durante el segundo semestre (64% en el año), siendo septiembre el mes con mayor cantidad de reuniones (770)”, explicó en detalle el ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, quien presentó los resultados de la investigación junto al secretario Ejecutivo del organismo nacional, Roberto Palais.

Los datos de la investigación, que se realiza por tercer año consecutivo en el país, señalan que el principal destino donde se realizan este tipo de encuentros es Buenos Aires, ciudad que concentró 24% de los eventos durante 2013.

En tanto las ciudades de Córdoba, Mar del Plata, Mendoza, Rosario, Santa Fe, Salta, La Plata, San Miguel de Tucumán y Santiago del Estero registraron, en conjunto, el restante 68% de reuniones realizadas.

“Conocer en detalle el comportamiento del segmento permite comprenderlo y planificar estratégicamente las acciones a desarrollar para continuar el crecimiento federal que viene consiguiendo Argentina en sus 44 destinos-sede preparados para recibir todo tipo de eventos internacionales”, señaló Palais al momento de la presentación de las estadísticas.

Posicionamiento
El desarrollo del segmento de turismo de reuniones de manera profesional y planificada se refleja en el gran crecimiento que Argentina ha logrado en los últimos años, al alcanzar el segundo lugar de la región latinoamericana (después de Brasil) como país sede de eventos internacionales y consolidándose entre los primeros 20 países del mundo en el sector.

A partir de 2008, con el desarrollo y la implementación del Plan de Marketing Estratégico de Turismo de Reuniones del Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur), Argentina logró un posicionamiento internacional que la ubica en el puesto 17º del ranking mundial de países sedes, con 223 eventos internacionales.

“El turismo de reuniones es conocido en todo el mundo por su amplia capacidad en la movilización de millones de personas y como motor de fuerte impulso en los flujos de divisas. Esto porque se trata de un segmento del mercado turístico que involucra turistas -nacionales y extranjeros- de un mayor poder adquisitivo. De esta manera, el turismo de reuniones compromete mayores niveles de gasto que el correspondiente a ocio”, explica el

Observatorio en una de sus estadísticas de 2012, resaltando la importancia económica del crecimiento del sector.

“No es casual que muchos países o distritos sostengan un fuerte interés por desarrollar el turismo de reuniones, en función de los beneficios que genera. Existen numerosas experiencias en este sentido. Al igual que la cadena de valor del turismo se distingue por su elevado potencial de impacto en numerosas actividades económicas, el turismo de reuniones en particular contiene un elevado potencial de impacto económico con múltiples efectos de derrame sobre las economías regionales”, asegura la entidad en el mismo reporte.

Observatorio
En febrero de 2010, las autoridades del Inprotur, la Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones y Congresos (AOCA) y la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA firmaron un acuerdo marco para desarrollar el primer Observatorio Económico de Turismo de Reuniones.

Su objetivo principal es contar con un sistema de monitoreo profesional permanente de los principales indicadores del segmento del turismo de reuniones en el país, mediante la recolección, procesamiento y análisis de información estadística sobre la oferta y demanda del segmento y su incidencia económica.

Artículos destacados