El TAVE no está pautado pero podrían redireccionar partidas

La polémica por la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAVE) sumó en las últimas horas un nuevo capítulo, luego que ayer se conociera sobre la falta de reflejo presupuestario de la obra en la pauta 2009 ingresada esta semana al Congreso.
No obstante, la información difundida por el diario Clarín fue relativizada por fuentes del Ejecutivo nacional consultadas por este medio que, si bien admitieron que la partida específica no figura, sí hay fondos por más de 2 mil millones de pesos en la Administración de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado (ADIF SE) que podrían utilizarse para financiar el proyecto del TAVE.
La ADIF fue creada a comienzos de año y está encabezada por Juan Pablo Schiavi, ex jefe de campaña de Mauricio Macri y posterior ministro de Obras Públicas de Jorge Telerman.
En principio, los fondos incluidos en la ADIF serían en su totalidad para mantener y mejorar la red ferroviaria, según indicó el jefe de Gabinete, Sergio Massa.

En rigor, el dato no pudo ser chequeado por autoridades de la Secretaría de Transporte ni del Ministerio de Planificación. Incluso, fueron infructuosos los intentos de contactar a Ricardo Jaime, el titular de Transporte, habitual vocero oficial a la hora de hablar del TAVE, por lo que sólo hubo información de segundas líneas.
Más allá de esa alternativa, todos coinciden en que resultaría imposible por ahora avanzar en un proyecto de ese tipo a partir de las altísimas tasas que se deberían pagar por la emisión de bonos por 3.600 millones de dólares.
Tampoco sería hoy ajena la situación del Banco Natixis, también golpeado por la debacle financiera global.
Ayer se había informado que el proyecto de presupuesto 2009 no incluida la obra del TAVE, aunque la decisión no implicaba que el proyecto se hubiera desechado, según fuentes consultadas por Clarín.

El Tren de Alta Velocidad, adjudicato al consorcio Veloxia (encabezado por Alstom) figuró hasta ahora en el Presupuesto 2008 con un monto de 60 millones de pesos y una previsión de 485 millones para 2009, y de 972 millones para 2010. Además, prevé un remanente de más de 10 mil millones para después de 2010, datos informados un año atrás por este medio.

Artículos destacados