El sistema diésel-gas se asoma al mercado local

Permite ahorrar entre 40y 60% de combustible. Es una opción para vehículos utilitarios y agropecuarios. Los equipos tienen un costo que parte de seis mil pesos.

El desarrollo del sistema diésel-gas es una idea que data de varios años  y que hoy encuentra condiciones apropiadas para su comercialización en el país. En Córdoba, la firma KC Dieselgas SA ofrece la conversión de vehículos a un sistema que, entre otras ventajas, ofrece altos niveles de rendimiento y ahorro.

Alentados por los inconvenientes recientemente registrados en nuestro país en la provisión de diésel, los fabricantes cordobeses dedicados al sistema de conversión proyectan expandir la comercialización en nuestra provincia.

Américo Correa, ejecutivo de KC Dieselgas SA, explicó a Comercio y Justicia que homologaron el sistema en septiembre del año pasado y que por ahora son los únicos que ofrecen el producto en la provincia, donde todavía no colocaron válvulas, pero proyectan hacerlo en el corto plazo. “El jueves  realizaremos una charla en la localidad de Villa Dolores, para comenzar a detectar la demanda”, explicó Correa. Indicó que, hasta la fecha, la comercialización se motorizó a pedido y que los principales mercados en el país se concentran en Entre Ríos y -progresivamente- Chaco.

La demanda responde a que el sistema resulta funcional a los vehículos utilizados en el sector agropecuario. “Vendemos mucho para convertir equipos de riego para arroz”, destacó Correa. Explicó que, agregando 50 metros cúbicos de gas, se triplica la cifra de kilómetros en ruta. El costo promedio de un equipo parte de seis mil pesos, dependiendo de sus características.

Además, indicó que en la actualidad tienen 500 equipos en stock, cifra que corresponde a su capacidad productiva mensual. Según explicó a este medio, apuntan a colocarlos especialmente en utilitarios, camiones y tractores.

Aseguró que cuentan con un convenio con YPF para garantizar la provisión de combustible.

Funcionamiento
El proceso de conversión a Diésel-gas

La transformación en diésel-gas consiste en instalar un kit de elementos dentro de los cuales se encuentra el dispositivo mezclador-dosificador que permite el ingreso de gas en el sistema de admisión cuando el motor aspira para que ingrese junto con el aire. El encendido de la mezcla la produce el diésel y el llenado del cilindro se produce por el diésel más el gas aspirado.

Dualidad
El sistema permite que un vehículo propulsado por un motor de ciclo diésel pueda funcionar de manera dual, utilizando GLP, sin modificar ninguno de sus componentes.

Artículos destacados