El pago off line sigue pisando fuerte en el comercio electrónico

BUITRAGO. “Aunque 80% del país está bancarizado, aún hay desconfianza para pagar por Internet”.

En Argentina se estima que un total de transacciones por 200 mil millones de pesos se decide on line pero la compra se realiza en establecimientos físicos.

Una gran porción de los latinoamericanos que realizan compras por Internet prefieren concretar sus pagos en efectivo, aunque estos no superen a los que se realizan mediante tarjeta de crédito y débito.

Según el último Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2013 en América Latina, en países como Colombia, México y Perú cerca de 30% de los compradores utilizó alguna vez efectivo para el pago de sus compras online.

En el caso de Argentina, los últimos datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) indican que más de 73,4% de los usuarios de Internet consulta regularmente en la web para analizar sus opciones de compra y toma la decisión basado en la información que encuentra online, aunque luego efectúe la compra en un establecimiento físico. El estudio, realizado a fines del 2013, estima que este tipo de ventas físicas que se deciden online representan unos 200 mil millones de pesos, 8 veces el comercio electrónico actual.

Como referencia ejemplificadora, en la plataforma de pagos online DineroMail by Pay, en 2013, 48% de los pagos que se procesaron provino precisamente de pagos en efectivo, 48% se procesó a través de tarjetas de crédito y el 4% restante a través de transferencias bancarias.

Vale destacar que el portal ofrece a los compradores distintas alternativas para realizar el pago de sus compras online, utilizando tarjeta de crédito, transferencias bancarias y/o efectivo a través de boleta de pagos; el consumidor imprime un código de barras que contiene la información de la compra y lo abona en efectivo en cualquier punto Rapipago o Pago Fácil.

Para Javier Buitrago, country manager de DineroMail by PayU, la variedad en las opciones de pago es un factor determinante para promover el crecimiento del comercio electrónico en la región, ya que permite a las tiendas virtuales llegar a un mayor número de clientes. “Aunque en Argentina 80% de la población está bancarizada, aún se evidencia la desconfianza de las personas a la hora de ingresar los datos de su tarjeta de crédito al pagar por Internet”, explicó .

Según Buitrago, otro de los factores determinantes para el crecimiento del comercio electrónico en Argentina es la mejora de la experiencia del usuario al momento de comprar; de esta manera, se garantiza no sólo la confianza y la seguridad sino también la agilidad en los procesos.

Artículos destacados