El Gobierno libera el precio de los combustibles para permitir la competencia

Con la esperanza de que la competencia entre las petroleras afloje la presión alcista que afecta las naftas, la Secretaría de Comercio Interior derogó la resolución 295 del 17 de agosto que había retrotraído los precios de los combustibles al 31 de julio anterior.
La medida dispuesta por la repartición a cargo del secretario Guillermo Moreno deja  liberado -en su resolución 543/2010, publicada ayer en el Boletín Oficial- el valor de los  combustibles a la propuesta de las empresas que operan en el país. La semana anterior, YPF subió los valores y se esperaba que hiciera lo propio el resto de las empresas.

En sus considerandos, la resolución  recuerda que la norma en cuestión fue dictada con el objetivo de “lograr estabilidad en los precios, componente éste fundamental para otorgar continuidad al proceso de crecimiento de la actividad económica, así como para preservar el equilibrio macroeconómico ya alcanzado”.
Según Comercio Interior, “en la actualidad se advierte que no se encuentran configuradas las mismas condiciones de comercialización vigentes (…) razón por la cual corresponde derogar” la norma que en su momento  impidió un aumento de los combustibles.

Por su parte, voceros  de la brasileña Petrobras indicaron que la compañía está analizando la situación, porque el consumidor va a buscar el producto que esté  más barato y “los que tenemos ahora los precios más bajos representamos una porción pequeña del mercado por lo que rápidamente podríamos quedarnos sin combustibles”.
La escasez que se advertía  entre algunos productos, como la  nafta súper,  fue uno de los condicionantes que movió a la liberación de los valores.

Artículos destacados