El empresario lechero, eje de la reflexión sobre el tambo

Se realizan hoy en Villa María las V Jornadas Lecheras Nacionales. La profesionalización del hombre de campo apunta a optimizar la perspectiva del negocio, en el que predomina la gestión familiar.

Desde las 8.30, en la Sociedad Rural de la localidad de Villa María comienza la 5ta. Edición de las Jornadas Lecheras Nacionales. El evento se anclará en la necesidad de profesionalizar los recursos humanos que participan del negocio del tambo, para saber hacer frente a un contexto de crecimiento del sector, que demanda la innovación de las estructuras empresariales.

Según anticipó la organización de TodoAgro: “El encuentro no significa solamente reflexionar sobre operarios y ordeñadores, sino además sobre los profesionales que los asisten, los propietarios y la empresa familiar agropecuaria”. La actividad cuenta con el auspicio del Ministerio de Agricultura de la Nación y del Gobierno de la Provincia y municipal. También acompañan empresas privadas e instituciones públicas como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Universidad Nacional de Villa María.

En la actualidad, la provincia de Córdoba concentra 37 por ciento de la producción lechera de todo el país, según informaron días atrás a partir de los resultados del Proyecto Lechero del  INTA.

Los datos provistos por el Ministerio de Agricultura de la Provincia arrojan que la zona sureste de Córdoba (con eje en Villa María) cuenta con 1.577 tambos y lidera la producción lechera provincial, seguida de la región noreste con 1.395 tambos (con eje en Morteros) y unos 253 tambos en la cuenca del sur (con eje en Río Cuarto).

“Las empresas familiares dedicadas a la lechería concentran más de 80 por ciento de la producción”, detalló el contador Marcelo Masciotta en diálogo con Comercio y Justicia. Esto significa que en la zona sureste hay más de 1.260 tambos familiares, compitiendo en un mercado liderado por grandes empresas.

Inversión y protocolización
El sector opina que para garantizar competitividad, las empresas familiares cordobesas dedicadas a la producción de leche deben ser capaces de enfrentar los altos niveles de demanda, con calidad.

El contador Masciotta, consultor en empresas familiares, miembro de la Asociación para el Fortalecimiento de la Empresa Familiar (AFES) disertará hoy durante las V Jornadas Lecheras sobre “Sucesión, competitividad y estrategias en la empresa familiar tambera”.

Consultado sobre cuáles son las principales estrategias a las que recurren las empresas familiares del sector tambero para garantizar su competitividad en el mercado local, el contador explicó que el “uso de la genética” y el “manejo” de las vacas inciden en la calidad del producto y que el hombre de campo dedicado a esta actividad debe contar con al menos 100 vacas productoras para alcanzar un mínimo de 22 a 24 litros por día.

Masciotta expuso: “Si existe un costo de 5 mil pesos por vaca y considerando la inversión necesaria para poner en funcionamiento el establecimiento, estaríamos hablando de una inversión cercana al millón y medio de pesos para la unidad productiva”.

Teniendo en cuenta que durante los últimos dos años se produjo la venta de una gran cantidad de tambos, el mercado lácteo se encuentra hoy bastante concentrado. Frente a esto, la subsistencia de las empresas familiares responde también a la aplicación de las dinámicas propias de la estructura empresarial.

“Aquellos que progresan son los que se organizan como empresas y recurren a un proceso de sucesión y construcción de un protocolo, son los que tienen la mayor capacidad de trascender en el tiempo”, analizó Masciotta.

Los programas de capacitación y la oferta de carreras universitarias ligadas a la gestión de negocios agropecuarios apuntan a cubrir esta necesidad del pequeño productor. “Hoy tienen posibilidad de estudiar licenciaturas en negocios rurales en Villa María y Río Cuarto”, indicó el contador.

Artículos destacados