El consumo en los súper, sin chances de mejoría

GÓNDOLA. Este año, las infusiones registran una retracción conjunta de 9% con respecto a 2013.

Según estimó el empresario del sector Benjamín Blanch, de la cadena Buenos Días, quien recordó una caída de 8% en volumen durante el primer semestre del año. La baja general refleja la merma de un sector en particular: las infusiones.

“No hay ningún motivo para pensar en la recuperación del consumo para el segundo semestre del año”, apuntó Benjamín Blanch, referente del supermercadismo cordobés y dueño de la cadena Buenos Días.

Las declaraciones fueron en el marco de una consulta que Comercio y Justicia efectuó basada en un informe que asegura que la caída del consumo afectó las ventas de infusiones como café, té y yerba mate.

“La disminución de las ventas de infusiones acompañaron las bajas generales del consumo, que durante el primer semestre del año registraron 8% menos -en volumen- en relación con el año anterior”, precisó Blanch, quien aseguró que todos los rubros cayeron en forma pareja, y que, si bien algunos pueden haber marcado algunos puntos más o menos, la incidencia no fue significativa en el todo.

La pérdida del poder adquisitivo del salario ha despertado en el consumidor una actitud selectiva, que lo ha llevado a “calcular” con más tino sus compras y a “resentir” su volumen.

“Esto se suma a que el comprador está endeudado con los bancos y prefiere destinar su dinero a abonar sus cuotas, porque la refinanciación del momento reviste altos costos en materia de interés”, explicó.

Después de haber transitado un año positivo como 2013, el sector de infusiones comenzó a recorrer los primeros meses de 2014 por la misma senda que el resto de los rubros ubicados bajo el paraguas del consumo masivo: el de una fuerte caída en las ventas. Es que los argentinos también están cuidando el bolsillo a la hora de tomar café, té o mate, al punto que el consumo de estos tres productos registra una baja de 9% entre enero y mayo pasados, según indicó el informe de IES Consultores.

El año pasado, el escenario había sido diferente gracias a una demanda interna sólida y el congelamiento de precios, con un consumo interno global superior a 100 millones de toneladas y exportaciones récords por US$204 millones. También la suba del mínimo no imponible de Ganancias y otras medidas que permitieron aumentar los ingresos familiares empujaron las ventas de este sector.

Según el documento, la razón de esta retracción hay que buscarla en una mayor incertidumbre y en la caída del salario real por la fuerte suba de precios que, en el caso del café, el té y la yerba mate, llegó a 33,1%. “Dicho incremento contrajo el consumo interno en los primeros cinco meses, en el que se verificó una fuerte caída de 9% respecto de igual período de 2013”, agregó el relevamiento.

Artículos destacados