E-commerce: el interior tiene una ventana de oportunidad

Los grandes emprendimientos latinoamericanos anclados en el comercio electrónico son argentinos. El interior reúne sostenidas ventajas que acompañan la cultura emprendedora, como capacidad de desarrollo y masa crítica calificada.

Más de 26 millones de usuarios de Internet se registraron en Argentina en el último informe sectorial, de los cuales, nueve millones son consumidores on line. Si bien América Latina representa sólo tres por ciento de la facturación mundial del comercio electrónico, está modalidad de venta y compra está siendo adoptada progresivamente por las firmas argentinas, que el año pasado causaron un crecimiento del comercio electrónico de 48% más con respecto a 2009, con ventas totales de $7.755 millones.

En el marco de este escenario, Comercio y Justicia dialogó con Marcos Pueyerredón, ex presidente y actual tesorero de la Cámara de Comercio Electrónico del país, quien en su paso por Córdoba dejó en claro que el “interior tiene una ventana de oportunidad muy grande”.

-¿Cómo están posicionados Córdoba y el interior en este mercado on line? ¿Qué ventajas competitivas reúnen?

-El interior tiene una ventana de oportunidad muy grande, Argentina ha liderado históricamente los principales emprendimientos on line en el ámbito de Latinoamérica. La única empresa de tecnología que cotiza en NASDAQ es Mercado Libre, con una facturación de US$ 3.500.000. Existen también despegar.com, deautos.com, invertironline.com, bumeran.com, todas empresas de origen argentino que se han transformado en compañías regionales. Tenemos una cultura emprendedora innata.

-Específicamente, ¿cuáles son las fortalezas que tienen el interior del país para seguir desarrollando este canal?

– Hay una gran capacidad de desarrollo pero no mucha proyección a nivel global, lo que más cuesta es salir. Nacen muchas firmas en Córdoba, Mendoza, Rosario y Neuquén pero para desarrollarse se terminan yendo a Buenos Aires.

– ¿A qué cree que se debe?

-Creo que es por una cuestión cultural, porque no hay ningún impedimento para promover la regionalización desde el lugar de origen. Cualquier ciudad del interior tiene infraestructura, conectividad y las grandes, como Córdoba, tienen buenos recursos humanos. La única pata medio débil es el capital de riesgo, necesario para crecer.

– En el ámbito nacional, ¿cómo está compuesta la oferta de comercio electrónico? ¿Qué lugar ocupa la cámara?

– En la cámara somos 300 socios, que concentran 90% de la oferta importante on line. Si bien tenemos alguno sobrevivientes de la primera ola de empresas que se dedican pura y exclusivamente al comercio electrónico, las más exitosas, es decir las que tienen mayor volumen de ventas, son las firmas que a sus canales tradicionales incorporaron el canal on line. Es un canal más que se suma a la venta mostrador, telefónica y por fax, que no viene a reemplazar los canales tradicionales sino a completar la sinergia entre los cuatro.

– ¿Qué participación tiene esta modalidad en la oferta empresarial?

– Si hablamos de la venta minorista total, el país que más avanzado está es Inglaterra con 5%, en Estados Unidos se habla de 2% y Argentina no llega a 0,60%. Es poco, pero si tenemos en cuenta el comercio electrónico amplio, es decir la compra directa que se genera a raíz de una decisión de compra on line, a los ocho mil millones de pesos que se generaron el año pasado en Argentina, como e-commerce puro, se agregaría siete por ciento más.

-¿Cuál es el perfil del consumidor por Internet? ¿Está entrenado?

-El comprador on line es muy criterioso a la hora de consumir, utiliza las ventajas que tiene Internet. Las variables de opción de compra dejaron de ser los precios finales, ahora es la conveniencia, la comodidad, el ahorro de tiempo y la posibilidad de consumir mejor porque tiene mayor oferta que en la venta mostrador.

-¿A cuánto asciende el consumo promedio on line?

-Depende de los sectores: turismo, retail, servicios. El consumo promedio latino por cápita es de US$ 40, contra -por ejemplo- $140 en España, con la que nos podemos comparar, ya que la brecha entre la oferta y la demanda es más tradicional; lo que mueve el comercio electrónico hoy es la oferta.

Artículos destacados