Crisis, «efecto campo» y falta de financiamiento preocupan a las pymes

Cuánto durará la crisis global y qué hay que hacer mientras tanto son las dos preguntas recurrentes entre los empresarios pymes. Éstas, sin embargo, no son sus únicas preocupaciones. El “efecto campo”, con restricción de consumo de ese sector, y la falta de financiamiento, también sobresalen.
El Tour Visión Pyme 2009 fue un termómetro de ello, en un salón colmado de dueños y gerentes que asistieron a la conferencia del especialista José María Quirós.
“Hoy la principal preocupación es cuándo va a terminar la crisis, una respuesta que no podemos dar, y lo peor que podemos hacer, es estar esperando. Tenemos que trabajar pensando que si dura, debemos estar bien parados, ante todo en lo financiero”, priorizó Quirós.

“No importa que perdamos plata, no importa que le digamos que ‘no’ a un cliente que el día de mañana nos vendría bien para crecer. Hoy tenemos que cuidarnos nosotros (las pymes), teniendo una empresa que financieramente cierre y económicamente no dé pérdidas. Aquéllos que lleguemos al final de la crisis tendremos un gran potencial para ganar plata, pero no es éste el momento de hacerlo”, reforzó el consultor.
El presidente del Centro de Capacitación y Empresa dejó bien en claro que, después de concentrarse en lo financiero, “hay que ajustar el negocio”. En este sentido, sostuvo que en tiempos de crisis es necesario reestructurar, aun cuando esto conlleve decisiones que duelan, como son achicar el personal o cerrar locales.

Sostuvo, además, que, en el afán de facturar más, no es momento para agregar más productos o servicios a los que ya brinda la pequeña o mediana empresa.
“Cuando un empresario tiene trayectoria, no tiene que diversificar. Tiene que enfocarse en sus principales negocios y, en un momento en que éstos caigan, reestructurar, por ejemplo, poniendo más eficiencia en la venta y no en la compra. Reestructurar significa ser eficiente en las áreas que hay que serlo y ser conveniente en otras”, aclaró.
En esa dirección, relativizó los conceptos de control y productividad, que están incorporados a fuego en los empresarios. “Hay sectores donde no tenemos que ser productivos, sino convenientes”.

Se fue el cash del campo
Rubro: Lonería y tapicerÍa
“En este momento estamos tratando de reorganizar el negocio porque el efecto dominó del campo nos impactó. Somos del interior y las ventas se han frenado, no se mueve ni la compra de casas. Hay cierta expectativa y hay especulación, pero se está sintiendo el ‘efecto campo”.
Milena Guevara, de Berrotarán

Artículos destacados

Falta de apoyo de los bancos
Rubro: construcción