Crece la demanda local del turismo de reuniones

Córdoba todavía no cuenta con la infraestructura y capacidad suficiente para responder a la creciente demanda de turismo de reuniones, tanto a nivel local como nacional, comentó Andrea Ravich, directora de Joint Group y miembro del consejo directivo del Córdoba Convention & Visitors Bureau, quien participó del XXV Congreso de la Confederación de entidades organizadoras de congresos y afines de América Latina que tuvo lugar el mes pasado en Montevideo.
“Tanto la sociedad en general, como el Gobierno en particular, deben comprender que un centro de convenciones no es un negocio por sí mismo, sino que beneficia a todos como generador de ingresos para todos los sectores vinculados con la actividad y herramienta publicitaria para el país y la ciudad” destacó la empresaria.
Frente a ello, el Córdoba Convention & Visitors Bureau, una asociación privada sin fines de lucro, conformada por empresarios vinculados al sector, busca impulsar y promocionar la provincia como sede de eventos de distinta naturaleza e interceder para la creación de un centro de convenciones remarcando los ingresos económicos que éste generaría a la plaza.
“En Europa y Estados Unidos, incluso en Brasil, están más conscientes sobre los resultados de esta actividad, incluso hay tal cantidad de centros de convenciones en el viejo continente, que ya se está hablando del peligro de la súperoferta”, añadió. Por cada dólar que se invierte en un evento de estas características, a la ciudad le queda entre 12 y 15 dólares, por los gastos de hoteles, gastronomía, transporte, entretenimiento y compra de regalos.
Durante el congreso en Uruguay, los expositores coincidieron en la necesidad imperiosa que los gobiernos latinoamericanos se comprometan con la misión de crear y fortalecer la marca país y ciudad e invertir en infraestructura.
La industria de los congresos y convenciones capta a un visitante que gasta hasta tres veces más que un turista de placer. En Londres el gasto promedio de un turista corporativo es de 2.200 dólares y en Brasil, el turista gasta 65 dólares en tanto que el pasajero de reuniones tiene un gasto promedio por día de 140 dólares.
Argentina por su parte está bien posicionada en la materia, incluso Buenos Aires se ubica dentro de los diez destinos elegidos para realizar este tipo de reuniones, mientras que Córdoba se disputa el cuarto y quinto lugar en el país superado por Capital Federal, Rosario, Mar del Plata y Mendoza.
A nivel nacional, el año pasado se registraron 600 mil participantes en congresos, y 8 millones de visitantes en ferias, en tanto según datos del sector, en el 2007 la industria generó negocios por 5 mil millones de pesos y ya no hay lugar disponible para realizar convocatorias de mediana envergadura hasta el 2010.
En Córdoba, el aumento de la actividad se refleja en la anticipación de la confirmación de eventos, los cuales a diferencia de otras épocas, ya tienen reservada su fecha para los próximos dos años. “Los organizadores estamos cada vez más complicados con las fechas, ya que sólo contamos con menos de cinco lugares con comodidades suficientes para realizar eventos de mediana envergadura, es decir de entre 2 mil y 3 mil metros cuadrados” destacó la empresaria local. La capacidad de los auditorios de los hoteles más grandes de la provincia no supera las mil personas, en tanto, los predios más importantes no cuentan con infraestructura y comodidades suficientes para abastecer un congreso de gran concurrencia.
“A pesar de ello y en comparación con otros países, Córdoba sigue siendo muy competitiva a nivel s

Artículos destacados