Córdoba será sede del aeromodelismo internacional

Córdoba será sede del Encuentro Internacional de Jets Radiocontrolados, evento sin precedentes en el país que tendrá lugar del 2 al 5 de octubre próximo en Villa Rumipal y contará con la presencia de más de 25 modelos provenientes de otras provincias argentinas, Chile y Brasil.
“La iniciativa se denomina Jet’s Under The Southern Cross (Jet’s Bajo la Cruz del Sur), cuyo título en inglés apunta a motivar e interesar a los aeromodelistas de todo el mundo para que participen del segundo encuentro que ya tenemos previsto para el año próximo”, destacó a Comercio y Justicia Hugo Bustos, director del concurso y dueño del único jet que hay en la provincia.
Hasta el momento, hay 25 modelos inscriptos de aeromodelistas de Chile, Brasil y Argentina, no descartando que para el 2 de octubre se sumen otros países, anunció el aficionado, quien anticipó que la entrada es libre y gratuita y está invitada toda la familia.

“Uno de los factores que motiva y facilita la presencia de chilenos y brasileros es que a ambos les queda a mitad de camino en distancia y pueden arribar a nuestra provincia en forma directa vía aérea mientras los modelos vienen por tierra en camiones”, destacó.
“Es la primera vez que se realiza un evento internacional de jets radiocontrolados en el país, que cuenta con la sofisticada calidad de modelos de este tipo”, destacó Bustos.
Los organizadores seleccionaron a la localidad cordobesa de Villa Rumipal como sede por “la predisposición del ente municipal y sus directores de Turismo y Deporte interesados en promocionar el destino en el ámbito nacional, que además cuenta con un área libre y segura para volar sobre la costa y el lago, donde no hay edificación cercana, y está enclavado en un lugar de singular belleza, con infraestructura hotelera de categoría internacional para alojar a los pilotos y al público en general”.
De los modelos radiocontrolados que se presentarán, algunos superan los dos metros de longitud y son réplicas exactas de sus hermanos mayores.

Tienen la particularidad poco común de estar equipados con turbinas similares a las de los Jet verdaderos, simulando su aspecto, sonido y potencia a pesar de ser de reducidas dimensiones ( 10 cm. de diámetro por 17 cm. de largo).
Estas turbinas trabajan a temperaturas de aproximadamente 680 grados, giran a 140 mil RPM y desarrollan potencias de hasta 20 kg de empuje.
“Las naves tienen un costo promedio de US$ 12 mil a US$ 20 mil, dependiendo de la cantidad de turbinas”, declaró Bustos.

Artículos destacados