Córdoba regulará comercio de alimentos y productos médicos

Junto con Entre Ríos y San Luis, la provincia firmó un convenio con el Anmat, el organismo nacional  que controla el sector.

Los gobiernos provinciales de Córdoba, Entre Ríos y San Luis acordaron  unificar las normativas que regulan la producción de alimentos y su fiscalización, como manera de elevar los estándares productivos.

El convenio fue suscripto con la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), para conformar una red de control en cada jurisdicción. Según se informó,  ella permitirá  fortalecer las funciones de regulación, fiscalización y vigilancia de medicamentos, alimentos y productos médicos.

En el acto de firma del acuerdo participaron el secretario de Políticas de Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación, Gabriel Yedlin, y el titular de Anmat, Carlos Chiale.

En representación del gobierno de Córdoba estuvo presente el ministro de Salud de  la provincia, Oscar González, y el secretario de Alimentos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos, José Luis Rovasio.

También se hicieron presentes en la convocatoria un centenar de profesionales vinculados con el sector agroalimentario y farmacéutico, miembros de las universidades Católica y Nacional de Córdoba, responsables de bromatología, fiscalización y control de diferentes estamentos, quienes participaron además en  talleres simultáneos de trabajo realizados durante la jornada.

Acuerdo estratégico
El compromiso tiene trascendencia para las provincias que, como Córdoba, son productoras de alimentos que se comercializan tanto en el país como en los mercados externos.

El secretario de Alimentos de Córdoba definió el mencionado acuerdo como una política de Estado de carácter estratégico. “No hay eficiencia en un cúmulo de programas aislados e inconexos, compartimos absolutamente la perspectiva de abordaje que nos propuso Anmat”, dijo, y agregó que  “no podemos permitir que exista dispersión al abordar la cuestión alimentaria desde su perspectiva de inocuidad”.

Rovasio analizó que “sabemos muy bien que en los próximos años el mundo demandará un incremento en la producción alimentaria de 60 por ciento. Pero lo hará en términos de calidad e inocuidad y Córdoba tiene todas las herramientas para ocupar un lugar destacado en este desafío”.

Por último, explicó que en materia de inocuidad y para avanzar sobre el producto, primero es necesario trabajar con los establecimientos elaboradores. “En este sentido, Córdoba ha dado un paso muy importante con el reciente dictado del decreto N° 1236, por medio del cual otorga plazos a la vigencia de los registros nacionales de elaboradores de alimentos, exigiendo como condición de base las habilitaciones municipales pertinentes, para luego avanzar sobre el registro de productos”, afirmó.

Artículos destacados