Córdoba intensifica el control de agroquímicos

Plan de la cartera de Agricultura busca dar seguridad tanto a los consumidores como a la población en la prevención de accidentes por uso de esas sustancias.

Un mayor control sobre el uso y manejo de productos químicos y biológicos de uso agropecuario  para garantizar calidad de la producción implementó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de la provincia.
La dependencia  sumó a su equipo de trabajo un plantel de 24 inspectores con la finalidad de intensificar la fiscalización en todo el territorio provincial. Los nuevos integrantes de la cartera son todos ingenieros agrónomos y se  encuentran trabajando desde el lunes pasado, recorriendo los 26 departamentos cordobeses.

Una de las principales actividades que llevarán adelante los inspectores es la de promover entre todos los actores de esta cadena, las buenas prácticas en la comercialización, almacenamiento, traslado y aplicación de agroquímicos.
Además, tendrán a su cargo tareas de capacitación, contacto con los municipios y comunas e inspecciones sobre todos los actores sujetos a la ley provincial 9164 que regula y enmarca la actividad agropecuaria, esto es, los expendedores de productos, las aplicaciones aéreas y terrestres,  los usuarios, elaboradores, asesores fitosanitarios, empresas de control de plagas urbanas y centros de acopio de agroquímicos y deposición de los bidones utilizados.

Los inspectores tienen instrucción de acudir al lugar en forma inmediata ante una denuncia sobre aplicación irregular receptada por la Subsecretaría de Fiscalización del ministerio o por alguna de sus agencias zonales.
Los 24 inspectores se suman de esta manera a las actividades de registro, control y fiscalización que ya se venían llevando adelante desde la cartera agropecuaria, y con su incorporación se podrá cubrir de forma más precisa toda la provincia, ya que cada profesional abarcará una zona determinada.

Selección y capacitación
El proceso de selección y capacitación de los nuevos agentes se extendió durante más de dos meses. La primera convocatoria se realizó en noviembre y los encuentros se desarrollaron entre diciembre y enero.
“Trabajamos para conformar un equipo con un alto nivel de exigencia. Hay que recordar que el control sobre el uso de los agroquímicos lleva no sólo al cumplimiento de la reglamentación vigente: también se resguarda la salud de los trabajadores del agro y de la población consumidora en general, a la par que se potencia la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente”, expresó el subsecretario de Fiscalización del Ministerio de Agricultura, Darío Fuentes.

Cada uno de los inspectores fue provisto con equipamiento necesario de protección personal para el trabajo de campo: mamelucos tyvek, máscaras y filtros, guantes, casco, anteojos y botines, además de chalecos identificatorios y la credencial correspondiente.
La provincia dispone de un número telefónico para la recepción de denuncias por aplicaciones de agroquímicos que violen las disposiciones vigentes. Los particulares que observen cualquier situación irregular en su manejo  pueden comunicarse al 0800-888-1234, o también enviar la información y los datos correspondientes al hecho a la dirección de correo electrónico fiscalizació[email protected]

Artículos destacados