Conoc Habitar proyecta invertir $600 millones el año próximo

EZEQUIEL OCAÑA. “Lo mejor es la verticalización porque no dependemos de los contratistas y manejamos nuestros propios costos y tiempos”.

 

Pese a un 2019 difícil para el sector, la joven compañía acertó y entregó 110 unidades. Eficientización, verticalización y entendimiento de sus públicos son sus claves. Entre Colonia Tirolesa, Alta Gracia, Jesús María, Monte Cristo y Río Ceballos cuenta con más de diez emprendimientos en marcha y en cartera

Conoc Habitar es una joven empresa que ofrece una solución de vivienda llave en mano con
planes de financiación accesibles y productos para todos los bolsillos. En ocho años ya lleva entregadas 345 viviendas en localidades como Colonia Tirolesa, avanza en la obra de 180 unidades y es respaldada por una cartera de 3.200 clientes que continúan le confiando el sueño de su casa propia.
En época difíciles, la firma no sólo ha podido superar algunos contratiempos con proveedores sino también continuar proyectando su crecimiento con los actuales y nuevos emprendimientos que prevén en total una inversión de 600 millones de pesos para 2020 , según adelantó a Comercio y Justicia Ezequiel Ocaña, uno de los representantes de la familia que gerencia la empresa, y su gerente general “Como empresa, todo lo que ingresa se invierte en metros cuadrados o en infraestructura, o en la fábrica de muebles o en los loteos. Entre las diferentes unidades de negocios en 2019 hemosinvertido 400 millones de pesos, a razón de 33 millones de pesos por mes. Para 2020 esperamos un crecimiento de 50% de la recaudación, es decir, 600 millones de pesos, ó 10 millones de dólares (según la cotización oficial) y el objetivo es invertirlo todo”, aseguró.
Con todo, además de dar continuidad a sus obras actuales y las que se encuentra en instancia de tramitación, la empresa prepara un nuevo desarrollo en la ruta E53, en Río Ceballos. Se trata de un emprendimiento ya aprobado por la comuna y que estaba en manos de otros desarrollistas, son dos
predios, uno de 77 hectáreas y otro de 93 hectáreas, entre los que se suman dos mil lotes y una cantidad aproximada de cuatro mil llaves. “Es que de acuerdo al uso de suelo algunas tierras se pueden fraccionar y ejecutar unidades tipo housing”, adelantó.
El ingreso de Conoc Habitar en la región se debe a que los desarrolladores de Villa Catalina, un urbanización ubicada sobre la E53, los han convocado para terminar de vender unos cien lotes disponibles, sobre los cuales ya ha concretado la colocación de 30 unidades, es decir, lotes más viviendas.
En instancias de tramitación se encuentra la urbanización Los Pastizales del Valle, en Alta Gracia. Se trata de 61 hectáreas ubicadas en la ruta 5, en la que se prevén 1.450 unidades en nueve
manzanas habilitadas para casonas o housings, y 500 viviendas en 400 lotes.El desarrollo proyecta concluir con la presentación de permisos durante 2020.
En Jesús María, también avanzan en dos nuevos desarrollos, uno se llama Don Rafael de la Rosa, se trata de cinco hectáreas, con 60 lotes para 110 unidades que se encuentra en etapa de armado de infraestructura. Al frente de este predio, se halla otro- aún sin nombre- que se encuentra en instancia de presentación de trámites, son 12 hectáreas para 300 unidades.
En la misma situación de etapa de infraestructura se halla el emprendimiento en Monte Cristo denominado Mercal de González, que consiste en 50 lotes para cien unidades, ubicados en un predio de tres hectáreas y media.
En ejecución continúan los desarrollos que dieron vida a la empresa, ubicados en Colonia Tirolesa, como Los Nono I, Residencias Tierra Colonial y Tierra Colonial II y Colinas del Norte.

Reciprocidad, eficientización y verticalización
En vistas de sus planes de expansión, 2019 ha sido un año difícil para el sector pero ha sido sin embargo, el mejor de los últimos cuatro años para Conoc Habitar, tanto que concretó la entrega
de 110 unidades.
A su vez, como se recordará, la empresa tuvo un contratiempo con un proveedor que lo llevó a perder en materiales el equivalente en valor a 60 viviendas, no obstante, ha sabido superar la situación gracias a la “confianza de sus clientes y de los demás proveedores”, según comentó Ocaña. Eso les ha provocado algunas demoras de entregas en los emprendimientos en ejecución, que han sabido ser “entendidas” por sus clientes, según indicó Ocaña.
Esto no es más que un efecto de reciprocidad, en cuanto, Ocaña subrayó que la empresa se caracteriza por entender y escuchar a su público. «Entendemos al público no solo ofreciendo desarrollos para todos los segmentos, sino siendo flexibles. Tenemos muchos contacto con los clientes, en épocas de crisis la gente saca lo peor y no paga, pero cuando vemos voluntad
de pago, los esperamos, los invitamos continuar”, dijo y recordó que de los 3.200 clientes, mil se encuentran en mora y en esa situación de “espera”.
“Con el evento de sorteo y adjudicación que llevamos a cabo la semana pasada logramos recuperar 130 clientes, hacemos muchas acciones de recupero, el año más fuerte de recupero fue en 2017 que logramos recuperar 600 clientes”, dijo el gerente general.
Otras de las formas para sobrellevar la crisis del sector es la eficientización, la empresa ha tomado la decisión de volverse más productiva durante los últimos años, para lo cual entre las decisiones que ha tomado es la adquisición de un sistema CRM para gestionar las relaciones.
Integrar todas las unidades de negocios para el desarrollo de la construcción resulta ser una clave para muchos del sector. Conoc Habitar ha sido una de las pioneras en este sentido, cuenta unidades de negocios propias en materia de maquinarias viales para la infraestructura, fabricación de muebles, aberturas, herrería y vidrios que les permiten abastecer sus propios emprendimientos. “Lo mejor es la verticalización porque nos permite reacomodarnos y no depender de los contratistas, manejamos nuestros propios costos y tiempos, que son diferentes cuando las contrataciones y compras son tercerizadas. Contar con nuestro propio stock en materiales nos permite surfear la crisis y evitar problemas con las entregas”, remarcó Ocaña.

Los planes de financiación
Cuentan con propuestas que se ajustan a diferentes productos, por caso, para una casa entre 55 y 75 m2, el cliente debe pagar el equivalente a 20 bolsas de cemento por mes, es decir, aproximadamente $9 mil.
Para una vivienda de entre 75 y 100 m2, la cuota es de 35 bolsas de cemento por mes, es decir, $14 mil. Una vivienda de más de 110 m2 y hasta 170 m2, la cuota es de 50 bolsas de cemento por
mes, es decir $22 mil. En estos modelos, el cliente puede personalizar la casa, la fachada y agregarle ambientes.
Para que el cliente pueda acceder a la casa tiene que haber pagado más de 20%, con ese porcentaje ya puede entrar en los sorteos.
Entre las últimas modificaciones de la empresa sujetas al contexto, se encuentran los pedidos de garantías reales para firmar el contrato y la actualización del valor de las bolsas de cemento cada tres meses, en lugar de cada seis meses. “Al cliente no le molesta, al contrario, le duele menos porque los aumentos no son tan bruscos al estar segmentados”, apuntó Ocaña.
Por otra parte, aseguró que no se entregan las llaves si no cuentan con garantías reales, “la crisis saca lo peor de la gente, la morosidad”, aseguró.

Mirada
Ocaña se mostró a favor del nuevo gobierno de Alberto Fernández por cuanto se manifestó en contra de los “modelos neoliberales que no miran a los de más abajo”, aunque advirtió, que tiene “un millón de críticas al modelo anterior”, deposita esperanzas ante el nuevo escenario. 
“El inversor debe volver a confiar en el sector, el sector compraba en 12 o 36 meses y se retiró del ladrillos porque fallaron las  entregas en los años que muchos desarrollistas estuvieron parados. Si la economía ayuda, esos que ha dejado la depuración, cuentan con ofertas buenas para que el inversor vuelva a comprar. Está claro, el consumidor no podrá comprar dólares, deberá volcarse a casas y  autos”, dijo, y agregó, que será necesario cuidar el “desbarajuste que podría causar la inflación”

Artículos destacados