“Conectar con cada público”, la estrategia de Blackpool para crecer en ventas

MCLEAN Y JALIL. “Blackpool Cerro Libros crece en unidades vendidas desde hace diez años”.

 

En un contexto difícil para el libro, la empresa ha encontrado la clave para mejorar su actividad de manera consecutiva. Visitar a las instituciones y  abrir las puertas de la librería con propuestas motivadoras para las familias han sido sus focos. 

La librería Blackpool Cerro Libros (BCL) se prepara para continuar profesionalizando  durante este año su estrategia de acercamiento a cada público, un acierto que le ha permitido crecer en ventas durante los últimos diez años. 

Lejos ha quedado la idea de vender abriendo tan sólo las puertas del local, hoy el que no sale a buscar a su consumidor queda fuera del mercado, y más aún en tiempos signados por la vidriera digital, atravesada por una feroz competencia. 

La firma, propietaria de dos socias profesoras de inglés, María Emilia Jalil y  María Silvina McLean,  lo ha entendido desde su origen, creando modos particulares de conexión con el cliente, lo que les ha permitido no solo superar su performance aún en los momentos más críticos de la realidad económica- ,  sino también, no perder su posicionamiento.

“Nuestra estrategia histórica es brindar la mayor satisfacción a nuestros clientes, sosteniendo el compromiso y generando satisfacción de la opinión calificada”, indicaron.  El público de la librería está formado principalmente por  madres con hijos en edad escolar, por cuanto se especializa en textos en castellano e idiomas; por colegios, ferias y docentes de inglés que buscan asesoramiento  sobre la última bibliografía disponible para la enseñanza del idioma.

Sobre esta base, la librería ha podido identificar sus públicos y trazar acciones personalizadas, que les ha permitido conocer y conectar con los intereses de cada público. Realizan  visitas a colegios e institutos, donde se abre la posibilidad del análisis de cada necesidad y del asesoramiento con información personalizada y especializada. También emprenden ferias en las instituciones, las que son “altamente valoradas” por su calidad de servicio. Estos servicios se prestan en la ciudad de Córdoba y en el interior provincial, donde proveen a mayoristas y libreros. 

“Innovamos en materia de servicios de calidad para públicos institucionales, planteamos encuentros con los públicos con la idea de ofrecerles un espacio para que las editoriales y las instituciones puedan acercarse, consultar, aprender. También creamos un espacio para que las familias puedan acercarse a vivir los libros”, apuntó Jalil, dando cuenta del slogan que sustenta esta estrategia: “vení a la librería”.

Con todo, durante la segunda mitad del año pasado, desarrollaron una serie de acciones para instituciones como la denominada BBB: BCL o Books for 2020 & Beers donde se reunieron ocho editoriales de material en idiomas y profesores. También, llevaron adelante un cocktail para profesores junto a Cambridge University Press y Cambridge Assessment English Academia Argüello

Por su parte, las acciones dirigidas a familias incluyeron actividades dentro de la librería como una  charla de experiencias en la cocina a partir del primer libro de cocina de una autora cordobesa (ver foto) , talleres de dibujos por ilustradora y cuentos navideños por un grupo de abuelas.

Como acciones particulares destinadas al público familiar, BCL realiza también  la reserva y y la búsqueda de libro, un método que permite sostener el vínculo con el cliente, aseguró Jalil.  

A estas estrategias que se continuarán sumando durante el año en curso, se le sumó el cambio de identidad corporativa, con el objetivo de volverla “más diligente” y “más cercana a la comunidad digital”, y a la vez, diferenciarla de Blackpool Librería ( en el centro de Córdoba) 

Cabe aclarar que BCL  es una empresa totalmente independiente a Blackpool Librería, ubicada en el centro. Años atrás pertenecían a los mismos dueños, pero tras al proceso de venta, Jalil y McLean se hicieron responsables sólo de la sede ubicada en la calle Manuel Pizarro 2095 del Cerro de las Rosas

Compromiso con la necesidad

“Somos conscientes de que el mercado tiene una tendencia en baja, las instituciones han pedido menos libros, en parte debido a la problemática económica del país, pero BCL crece en unidades vendidas desde hace 10 años. Entendemos que este resultado se da gracias al compromiso con la satisfacción de las necesidades específicas de los  distintos públicos, así como también la búsqueda de nuevos mercados”, indicó.

De este modo, la librería con sede en barrio Cerro de las Rosas,  continuará ofreciendo eventos para los diferentes públicos y profesionalizando el servicio para sus destinatarios institucionales y familiares, según agregaron las socias.

Artículos destacados