Comercios piden a tarjetas flexibilizar plazos y tasas

La Cámara de Comercio de Córdoba propondrá a las tarjetas de crédito que operan en la ciudad, rebajar las tasas arancelarias a los comercios y mejorar el plazo de pago para repuntar las ventas en 15%, tras un enero con caídas de hasta el 30%.
La incertidumbre, la crisis internacional y el verano modelan un consumidor medido y selectivo. Una fiel muestra de esta situación es el índice de caída de las ventas que se pronostica para este enero: entre 20 y 30 por ciento con relación al mes de diciembre, según pronosticó Mario Campise, el presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba.
Frente a este panorma, la Cámara de Comercio local abre diálogo con las empresas financieras a los fines de que éstas evalúen mejorar sus plazos de pago a los comercios y reducir las retenciones de financiación, sobre todo en planes largos, los más necesitados por los consumidores.
Según pudo corroborar Comercio y Justicia con algunas de las principales operadoras de tarjetas de Córdoba, se ofrecen planes de hasta 12 cuotas sin interés, financiación cuyo costo deben sortear los comercios adheridos.
Por estos plazos, las tarjetas retienen a los comercios una tasa anual de hasta el 10% (varía desde 6,5% hasta 10% según las tarjetas), sin contar con el arancel del 3% fijado por ley. Esto, sumado a un plazo mínimo de cobro de 90 días, según precisó Campise, dificulta a los comerciantes la adopción del plan y en consecuencia, un estímulo a sus ventas.
“Si a los 90 días vamos a cobrar, no podemos pagar a los proveedores que nos exigen los desembolsos en 15 ó, excepcionalmente, en 30 días”, explicó Campise.
Así, la propuesta que la Cámara llevará a cada una de las tarjetas que operan en Córdoba, es la reducción de hasta cuatro puntos en la tasa anual para el plan de 12 cuotas. También solicitarán acortar los plazos de cobro y obtener “por lo menos” un pago dentro de los 15 ó 30 días.
En ese sentido, autoridades de la Cámara prevén mantener reuniones con todas las tarjetas. Las primeras de la lista ya prefijadas serán con Cordobesa, Visa y Mastercard, a través de su operador, el Banco Francés.
Según pudo corroborar este diario, aunque por el momento las tarjetas no barajan nuevas condiciones, estarían dispuestas a evaluar alternativas para reactivar el consumo. “Las decisiones se toman día a día de acuerdo con las posibilidades de financiación y fondeo”, dijeron desde Tarjeta Naranja.
“La intención es volver a los planes más largos (12 cuotas) para recuperar los rubros más necesitados como la construcción y los electrodomésticos”, constataron desde Kadicard.
Por su parte, Cordobesa mantiene vigentes los planes de hasta doce cuotas sin interés hasta fines de febrero de este año.

Menos consumistas

La Cámara de Comercio nuclea a los principales sectores del consumo de Córdoba: supermercados, construcción, electrodomésticos, informática e indumentaria. Según Campise, los más castigados son el rubro de la costrucción y el de electrodomésticos junto con indumentaria.
Con relación a enero del 2008, donde reinaba un mayor poder adquisitivo, las ventas han caído hasta un 10%. “En eneros normales, afectados sólo por la temporada turística, las ventas bajan del 15 al 20%, mientras el pronóstico para este enero de 2009 es que el consumo se retraiga entre un 20 y un 30%”.&nb

Artículos destacados