Clínicas locales apuestan al diálogo con PAMI y no paran

Los prestadores privados de salud cordobeses estiman que la obra social está debiendo, en promedio -en los últimos 10 meses-, entre $3 millones y $4 millones por clínica.

Clínicas y sanatorios del país iniciaron un lock out de 48 horas y no atenderán a los pacientes de PAMI. En Córdoba, la medida no se ejecuta y los prestadores privados de salud apuestan al diálogo, aunque estiman que esta obra social adeuda, en promedio -en los últimos 10 meses-, entre $3 y $4 millones por clínica.

“El paro fue decretado por la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (Confeclisa) y en Córdoba esto no tendrá impacto aunque compartimos el reclamo sobre el retraso de los pagos de la obra social”, explicó a Comercio y Justicia Gustavo Traballini, presidente local de la Asociación de Clínicas y Sanatorios (Aclisa). “Nosotros, como fue en el caso de la huelga anterior, apostamos a continuar dialogando con los financiadores”, especificó Traballini.

“Los factores de este retraso son tres: los magros aranceles que paga la obra social, el retraso general de las tarifas por la inflación y la devaluación y el cambio que efectuó PAMI el año pasado en la forma de pago”, aseguró el directivo.

“Antes se pagaba una cápita mensual por paciente pero ahora se paga por prestación. Esto hace que la facturación de las clínicas no coincida con lo que realmente se les paga”, agregó el presidente de Aclisa.

“Estimamos que, como una cifra promedio, PAMI está adeudando en los últimos diez meses entre $3 millones y $4 millones por clínica”, reveló Traballini.

“Dependiendo, claro, del tamaño del sanatorio y la cantidad de pacientes que atiende, ese monto puede ser más o puede ser menos”, especificó.

En el país
Sanatorios y clínicas de todo el país iniciaron ayer un lock out de 48 horas en la atención de pacientes de PAMI, debido a una deuda que esta obra social mantiene desde el año pasado con diferentes centros de salud, anunció la Confeclisa.

Ella, junto con la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico (Cadime), entre otras organizaciones, llevan acabo la medida de fuerza que durará también toda la jornada de hoy – aunque la atención para emergencias se encuentra garantizada-.

Confeclisa informó que no sólo reclama porque el nuevo sistema de pago implica que los establecimientos perciban “mucho menos dinero que el que PAMI se había comprometido a abonar” sino que también denuncia que “no hay justificación” para que se haya implementado ese mecanismo.

Artículos destacados