Ciclismo de competición: un negocio grande que corre en circuito chico

En Argentina se realizan más de 80 campeonatos por año. Las bicicletas tienen un costo de tres mil dólares. Participan cerca de cien corredores por certamen.

Las competencias de ciclismo se multiplican año a año en Argentina. La organización de las carreras locales demandan inversiones cercanas a los tres mil pesos y cada competidor debe contar con al menos 10 mil pesos para equiparse y estar apto para correr en nivel de media carrera. En la provincia de Córdoba se realizan competencias todas las semanas. La más destacada es el “Desafío al Valle del Río Pinto”, en la cual participan más de cuatro mil corredores cada año.

Inversión y financiamiento
Consultado sobre las posibilidades comerciales que abren este tipo de eventos deportivos, Carlos Cingolani – socio fundador de la Federación Argentina de Ciclismo de Montaña – analizó que en Córdoba “el negocio todavía es muy chico” y que la organización de las carreras, sobre todo de mountain bike depende del apoyo estatal y del autofinanciamiento, ya que el sponsoreo suele reducirse al canje.

Cingolani, quien dirige la Agrupación de Ciclismo de localidad de La Granja, estimó que para realizar una carrera se requiere un desembolso de tres mil pesos en concepto de sistema de cómputos, preparación de vías y control durante el recorrido. A esto se suman unos dos mil pesos en trofeos.

Detalló que la organización se queda con 30 por ciento de los recursos generados por la inscripción de los competidores. En una carrera de cross country “se inscriben 100 competidores por carrera, a 100 pesos cada uno”, agregó. En el ámbito internacional las competencias de ciclismo mueven cifras millonarias. Por citar un ejemplo, para participar de una competencia mundial organizada por la Unión Ciclista Internacional (UCI) hacen falta unos 50 mil dólares, en concepto de equipamiento, viáticos e inscripción.

Alta gama sin stock
Para competir internacionalmente los ciclistas deben pensar en inversiones de 12 mil pesos para acceder a modelos de rodados de alta gama. Este tipo de bicicletas son construidas con materiales resistentes y pesan alrededor de 10 kilos.

Consultado sobre los niveles de venta de rodados de competición, en Simonelli Bike indicaron que se venden 20 bicicletas top por año; es decir, que la facturación por este tipo de productos asciende a unos 300 mil pesos.

Las principales marcas que comercializan esta línea son Zenith, Vairo y GT. Sus partes se producen en Taiwán

Artículos destacados