Cerealeros acusan al Gobierno dedistorsionar el mercado de granos

La  Bolsa de Cereales  de Córdoba  adhirió a la protesta elevada por las principales bolsas nacionales del sector en contra del Gobierno, que pidió a la Federación Argentina de la Industria Molinera que sus asociadas comprometan la compra de 500.000 toneladas de trigo a Agricultores Federados Argentinos.

Los empresarios agrícolas critican el acuerdo “discriminatorio” que propició el Gobierno con un sector productivo, fijando los precios y condiciones para las operatorias. Este acuerdo fue impugnado por la Bolsa de Cereales de Córdoba y sus pares de Bahía Blanca,  Buenos Aires,  Entre Ríos, Rosario y  Santa Fe.
Estas entidades habían remitido en conjunto  al ministro de Agricultura, el 19 de noviembre  pasado, un documento en el que expresaban que  la solución para evitar injustas distorsiones en el mercado del cereal, garantizando una justa retribución a los productores y un precio accesible para los consumidores de los productos que tienen el trigo como principal insumo, es “abrir las exportaciones, sin ningún tipo de cupos, cuotas o restricciones de cualquier naturaleza”, de modo tal de asegurar la concurrencia de los sectores de la demanda en iguales condiciones.

“Intervenir en los mercados de una manera tan dramática y nociva como supone la medida dispuesta constituye una clara arbitrariedad y una distorsión de la actividad que contraviene los criterios de equidad, justicia y no discriminación en el mercado granario”, señaló la entidad de los empresarios.
Añade que por tal razón piden se revea la decisión “equiparando a todos los participantes de nuestro quehacer, en lugar del inaceptable favorecimiento de una sola empresa, en perjuicio de todas las demás”.

Artículos destacados