Centro SMT de Ciiecca pone $2 millones en otra máquina

El Centro de Servicio Tecnológico y de Manufactura de la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y de Comunicaciones del Centro de Argentina (CIIECCA) destinará más de dos millones de pesos en la compra de un tercer equipo.
A más de un año de inaugurado y con sólo el 50 por ciento de su capacidad operativa en marcha, el centro de colocación y soldadura de componentes electrónicos se apresta a comprar una tercera máquina (de inspección óptica)?destinada a controlar el funcionamiento de las otras dos (verifica la inserción de los componentes utilizados).
El centro SMT (de tecnología de montaje superficial, por sus siglas en inglés) aumentó su capacidad operativa recién estos últimos meses, elevándola del 30 al 50 por ciento, lo que permitió triplicar la facturación.

Para ese logro, la Cámara realizó un fuerte trabajo de comunicación y de formación tendiente a captar una mayor cantidad de empresas. Se dictaron cursos de diseño y capacitaciones para acompañar a las firmas en la migración de su producción manual a esta tecnología de alta complejidad.
“Entramos en la primer parte del proceso de una firma de desarrollo electrónico: automatizamos la colocación de los componentes en una placa y facilitamos el trabajo de empresas con bajo costo de producción y alto valor agregado”, explicó a Comercio y Justicia el responsable del centro, Juan Carlos Peveraro.
Actualmente 23 empresas tecnológicas y electrónicas de Córdoba, más una de Santa Fe, desarrollan sus placas en el lugar. Más de 1,4 millones de componentes se insertan por mes en un solo turno de trabajo, lo que equivale a una facturación de 14 mil dólares.

“Como es un centro fundado por 17 empresas integrantes de la Cámara y sin fines de lucro, las ganancias se vuelven a reinvertir”, dijo Peveraro, fundamentando la inversión futura.
El profesional indicó las ventajas para las pequeñas empresas, que no cuentan con capital para invertir en maquinaria y que mayormente realizan el proceso de incorporación de componentes en forma manual.
1) Proceso controlado (la inserción manual es factible de errores).
2) Mejor calidad tecnológica de soldado.
3) Ahorro en los costos de producción: lo que en el centro se instala en dos horas, manualmente lleva 14 horas de trabajo. Una persona inserta 200 componentes por hora, mientras que las dos máquinas colocan 18.600 componentes por hora.
4) Ahorro derivado de la inexistencia de fallas.

Artículos destacados