Brasil, escenario para proyectar el mercado argentino de motocicletas

Se trata de la segunda convención de concesionarios del sector motovehículos, organizada por Acara. Se realizará del 18 al 21 de agosto en Río de Janeiro. Participarán más de 180 referentes argentinos.

Durante los primeros seis meses del año, en Córdoba se patentaron 36.682 motos, cifra que representó un aumento de 44,05% respecto de igual período de 2010, cuando se registró la venta de 25.464 motovehículos. La oferta, compuesta principalmente por productos importados, atraviesa una etapa auspiciosa que exige decidir el rumbo para superar los resultados alcanzados.

Por este motivo, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) organizó la segunda Convención de concesionarios del sector motovehículos, que se realizará del 18 al 21 de agosto en Río de Janeiro.

Tendrá como eje el establecimiento de un reglamento común a todos los concesionarios nacionales. “Hoy es muy anárquico”, aseguró, en diálogo con Comercio y Justicia, Diego Dinitz, secretario general de la División Motovehículos de Acara, quien detalló que en la actualidad “muchos locales de venta no ofrecen las garantías mínimas de posventa al consumidor”.

Además, darán forma a un proyecto para solicitar la creación de una nueva división de motos -separada de la de los autos- en el Registro del Automotor.

“Este encuentro regional se vuelve indispensable y clave para que en el sector hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para continuar en la senda del crecimiento continuado y estar a la altura del momento histórico de la actividad”, sostuvo Dinitz.

La realización del encuentro empresarial argentino en tierra carioca representa todo un símbolo, considerando que hoy la venta de motos en nuestro país se concentra en marcas importadas -además de las chinas-desde Japón, vía Manaus (Brasil).

Honda y Yamaha son las principales marcas que ingresan de esta manera al mercado nacional, que ya anunció una inversión de 250 millones de dólares en el país, con lo cual mejorará su balanza comercial local en 86 millones de dólares anuales.

A la convención asistirán representantes de las casas de venta oficiales, de las fábricas terminales e importadores, de las entidades financieras,  de compañías de seguro e instituciones de gobierno de nuestro país.

Si bien es exclusiva para firmas argentinas, Acara espera la participación de referentes de la cámara empresarial que nuclea las concesionarias brasileñas, para compartir su experiencia organizativa.

Mary Ames, gerente de la firma cordobesa Ames motos, manifestó grandes expectativas respecto de la convención, porque “como concesionaria” esperan ingresar “en un mercado regulado”. Valoró la elección de Río de Janeiro como sede, para garantizar “estar concentrados” en el debate y “poder observar cómo trabajan los brasileños”.

Inserción nacional
La Cámara de la Motocicleta de Córdoba advierte que existe una diferencia fundamental entre fabricar y ensamblar en el país y que hoy los industriales cuentan con margen nulo para participar de la cadena productiva de motos en Argentina. “Se está ensamblando pero sin integración regional”, advirtió a este medio Paulo Graglia, titular de la Cámara.

En virtud de priorizar la producción nacional y avanzar sobre la sustitución de importaciones, funcionarios del Ministerio de Industria de la Nación se reunieron ayer con referentes del sector industrial para analizar las posibilidades de negociación con las ensambladoras locales.

Graglia apuntó que se pretende lograr que 60% de la provisión de partes para motovehículos sea nacional, con lo cual esperan generar “hasta 35 mil puestos de trabajo”.

El empresario indicó que “hoy la industria nacional tiene 0% de incidencia” en la cadena de valor y que “los industriales que lograron sobrevivir lo hicieron mediante el mercado de reposición”.

Artículos destacados