Automotrices cordobesas retornan al pleno empleo

El sector automotor cordobés, que el año pasado debió recurrir al procedimiento de crisis para flexibilizar el empleo, batirá este año récords productivos y comenzó a retomar la plena ocupación.

La reactivación productiva llegó a la fábrica de camiones Iveco, la automotriz Renault, la planta industrial de Volkswagen y varias autopartistas. Se exceptúa a Fiat, que por la demanda brasileña no despidió personal y mantuvo su producción en crecimiento.

Hoy, las fábricas locales trabajan de lunes a viernes y realizan horas extras los sábados y domingos, con lo cual el sector se acerca a los niveles de fabricación de los mejores años, comentaron en la Secretaría de Industria de Córdoba.

Año favorable
Desde comienzo de 2010, la producción de rodados en el país en el primer trimestre trepó casi 74% respecto de igual período de 2009 y se estima que a fines de año se habrán producido en el país más de 600 mil vehículos, según la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), entidad que aglutina las terminales.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

La venta de autos en la Argentina fue récord en marzo. La fuerte recuperación del mercado -debido al dólar planchado y el temor a un brote inflacionario que licúe los ahorros- obliga las compañías a aumentar su producción. La reactivación ha llevado a las empresas a recuperar empleados y a realizar horas extras para cumplir con las entregas.

En Ferreyra, la totalidad del personal de Iveco trabaja toda la semana y 30 por ciento del personal realiza horas extras sábados y domingos, según reconoce el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata). Con el retorno de la demanda externa, de Brasil y Venezuela, Iveco produce 15 camiones y unas 40 cabinas por día, que se exportan como kit. La firma estima que para diciembre de 2010 alcanzará un total de 3.000 vehículos fabricados frente a los 1.300 con los que cerró el año pasado. Ayudaron a la reactivación los planes oficiales y los créditos para renovar las flotas.

La actividad plena y las horas extras de los trabajadores de la industria automotriz significan mayores ingresos que se reflejan en mayor dinero para el consumo, opinan en el gremio.

Volkswagen, planta que produce cajas de velocidad para el mercado interno y el externo, opera las 24 horas del día, de lunes a viernes. Y Renault sumó 190 personas de los 308 puestos suprimidos en 2009. Esta fábrica opera con un solo turno, pero bajo una nueva modalidad constructora que le permite una mayor productividad. Pronto inaugurará una segunda tanda productiva aparte del esquema de horas extras para los fines de semana.

Cuando termine de optimizar el rendimiento de la nueva estructura y haga efectiva la puesta en marcha de un segundo turno de fabricación, la firma pasará de desarrollar 350 unidades diarias a un total de 440 por jornada. Así, Renault prevé alcanzar la producción de 90.000 vehículos en 2010.

La reactivación involucra también a las autopartistas. Ilasa, la planta de inyección de aluminio de Renault, también instauró el trabajo durante el fin de semana y Gestamp, que fabrica puertas y piezas estampadas para Volkswagen y Fiat, terminó de cubrir los 200 puestos de trabajo que recortó cuando cayó la crisis.

Problemas superados los cortes de rutas y las manifestac

Artículos destacados