Automotrices bajo amenaza

Los trabajadores de las concesionarias automotrices del país realizarán hoy un paro de actividades en demanda de una mejora salarial, anticipó ayer Omar Dragún, secretario general de Smata Córdoba.
El dirigente dijo que la medida apunta a recomponer los salarios del sector frente a los aumentos de precios. “Nosotros pretendemos que en las concesionarias se cobre como piso el 70% de lo que gana un trabajador en una terminal”, explicó el dirigente. Dragún remarcó que el gremio llevará adelante un plan de lucha que afectará la producción de las plantas automotrices en solidaridad con el conflicto con Acara. “Si esta semana no hay un acuerdo, el lunes habrá un paro de 24 horas en las concesionarias y de 12 horas en todas las terminales”, enfatizó.

Por su parte, Leonardo Almada, secretario de Prensa del gremio dijo a Comercio y Justicia que los paros serán acompañados por dos manifestaciones en Colón y Sagrada Familia y luego en Caraffa y Castro Barros, ambos lugares de alta concentración de concesionarias automotrices. Almada dijo que se está evaluando el paro general del lunes, que en caso de concretarse afectará la producción de autos debido a que incluirá a los de autopartes y las fábricas terminales.
Desde la cámara empresaria del sector, Acara, se pidió la intervención del Ministerio de Trabajo para que se disponga el cese de las medidas de fuerza y anticipó que se reclamará el dictado de la conciliación obligatoria. “Estamos pidiendo que Trabajo frene el plan de lucha porque la negociación está abierta y no hay razón para estas medidas”, explicó a Ricardo Salomé, uno de los directivos de Acara. Los concesionarios mejoraron la oferta inicial de una suba de 20% y propusieron un aumento escalonado de 30% por un año, con la alternativa de ajustar cada seis meses los salarios en base a los datos de la inflación, pero Smata reinsistió en una mejora del 50%.

Artículos destacados