Aumentan depósitos en un síntoma de mayor confianza

En julio y agosto la acumulación de pesos y de dólares por los particulares se reflejó en un aumento de los depósitos en esas monedas. La estabilidad del tipo de cambio y las mejores expectativas en los mercados internacionales, son los principales factores que impulsan la recuperación de los ahorristas.
“Concluidos los comicios electorales, el inversor comenzó a observar la estabilidad del tipo de cambio y la mejora de los mercados internacionales”, dijo el presidente del Banco Provincia de Buenos Aires, Guillermo Francos. Prueba de ello es la baja que experimentó en pocos días el dólar a futuro -agregó Francos-.
De esta manera, comienza a ser más atractiva la tasa de interés en pesos que la expectativa de devaluación del peso”, explicó.
El retorno del inversor a los depósitos a plazo fijo se evidenció en julio y agosto de este año, cuando las colocaciones en este instrumento sumaron 3.204 millones de pesos, según datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Entre los depósitos en cuentas a plazo fijo de julio, 1.534 millones de pesos, y los de agosto, 1.668 millones, casi se recuperaron las colocaciones privadas que se habían perdido entre marzo y junio de este año, por 3.614 millones.
Para la entidad que preside Mercedes Marcó del Pont, esta expansión representa un incremento porcentual positivo de 8,91%, respecto de fines del mes de junio.
Según Francos, al tipo de cambio estable se suma que “los bonos experimentaron un fuerte repunte y hoy el mercado percibe que se encuentran ajustados; esto hace que a la hora de invertir se busque una rentabilidad más segura”.
También hay una “sensación de que se comienza a salir de la crisis de a poco, la solidez que ha demostrado el sistema financiero en su conjunto con una política monetaria correctamente administrada por el BCRA; una serie de variables que hace que el inversor tenga un mejor horizonte que lo que percibía tiempo atrás”, agregó.
Por su parte, el economista jefe del Banco Credicoop, Alfredo García, señaló que “el retorno de los depósitos a plazo fijo, y también en alguna medida el mantenimiento de los depósitos a la vista en agosto, significan una mayor confianza en la economía en general; no del sistema financiero, que ya era sólido”, aclaró.

Artículos destacados