Auge del azafrán por bloqueo al primer productor

La política mundial disparó  el precio del producto por el veto de EEUU a Irán y la posible contaminación del azafrán asiático

La producción de azafrán en Argentina, impulsada sólo en la última década, se presenta hoy como el negocio más atrayente en el mercado mundial.  Irán, el principal productor, fue sacado del mercado internacional, con lo cual se ha producido un desabastecimiento que ha disparado los precios.

Se calcula el consumo mundial de azafrán en doscientas toneladas anuales, de las cuales Irán aportaba 80 por ciento. España, otro productor, ha intentado suplir el faltante, lo que no ha impedido que el kilo de azafrán  se disparara por sobre mil dólares.

En el país se cultiva azafrán desde hace pocos años en las provincias de Buenos Aires,  Mendoza y Córdoba. En esta provincia las experiencias se iniciaron en 2008 en Traslasierra, donde se creó una cooperativa. Hoy, la flor de la cual se extrae este producto premium se cultiva en terrenos de La bolsa y Potrero de Garay.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de la provincia apoyó la formación de la Cooperativa de Azafrán de Córdoba, uno de los primeros grupos de cultivadores locales. Mediante el Programa de Hierbas Aromáticas se lanzó la Mesa del Azafrán para  desarrollar el cultivo, que cuenta con la calidad Gourmet que demandan las cadenas de alta cocina y tiendas de delicatessen en todo el mundo.

La excelente calidad y genética de recolección y conservación del producto que se produce en Córdoba permitió a la cooperativa local integrar el selecto grupo de los países elegidos por el Crocuks Bank de la Comunidad Económica Europea para formar parte del reservoreo genético mundial de esta aromática, más conocido como Banco Mundial de Germoplasma.

La explotación del azafrán está hecha a medida de pequeños propietarios que dispongan de una hectárea o menos.  Para obtener rentabilidad se precisa un mínimo de un tercio de hectárea.
Las plantas tienen una vida de tres años y por hectárea se comienza con una producción de 8 a 10 kilos por hectárea, para llegar a unos 33 kilos enel tercer año.

Según los estudios del INTA y de especialistas en el tema, para el azafrán se aprovechan terrenos pedregosos y  de clima poco benigno. Las plantas resisten temperaturas bajo cero y hasta los 40 grados.  Su desarrollo se concreta durante la época templada,  en especial en las tierras altas, con alrededor de 15 grados, época se cosechan las flores de las cuales se extrae  los pistilos de color rojizo. En el resto del año, las plantas “hibernan” y requieren menos cuidados. El inicio de las plantaciones se realiza a partir de bulbos.

Las oportunidades que existen en los mercados internacionales, sumadas a las diversas ventajas que presentan estos emprendimientos del área agrícola, como la baja inversión relativa,  mano de obra sólo estacional y las facilidades logísticas en su comercialización, han desatado el interés de los productores.  Debido a que se trata de un producto de bajo volumen, susceptible de ser enviado por avión, permite realizar operaciones en un corto tiempo, a diferencia de lo que ocurre con los granos. Para Córdoba significa un  mercado interesante, según explicó hace un tiempo el ministro de Agricultura provincial, Carlos Gutiérrez.

Con estos antecedentes, la consultora Meeting Eventos realizará una Jornada de Producción y Comercialización del Azafrán, el jueves  y  viernes  de esta semana en el hotel Mónaco, de Villa Carlos Paz, la cual abordará temas  como preparación del suelo, plantación, riego, fertilización, protección fitosanitaria y recolección de flores y cosecha, entre otros temas.

Artículos destacados