Asfixiados por los costos, los súper piden “oxígeno” fiscal

VÍCTOR PALPACELLI (ALMACOR). El cordobés está al frente de la federación nacional del sector.

Al igual que otros sectores, reclaman “menor presión impositiva y medidas para alentar el consumo”, que sigue ocho puntos atrás respecto de 2019, que ya era un año malo. Quejas por nuevas listas de precios y costos logísticos. Precios Máximos, en peligro

Las industrias alimentarias presionan por aumentos de precios de entre 10% y 15% al sector supermercadista, “muy por encima de lo establecido por la Secretaría de Comercio nacional”, denunció el titular de la Federación de Supermercados nacional, que agrupa a las cadenas regionales y provinciales por fuera de las grandes protagonistas del retail. “Nosotros acompañamos el programa nacional, pero seguimos recibiendo subas”, confirmó el cordobés Víctor Palpacelli, titular de la red Almacor y de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba. 

La situación, “hace poner en juego la continuidad del programa de Precios Máximos” firmado por el sector. “Nos resistimos” a esa eventualidad, dijeron los súper, “porque nuestra decisión ha sido acompañar el programa, que es muy difícil de sostener en un escenario inflacionario”. 

Por supuesto, “no depende de nosotros sino de nuestros proveedores” -precisaron-, quienes insisten ahora con “quita de descuentos, quita de dinámica, agregado de costos logísticos”, todo lo cual impacta en el cuadro de costos que deben enfrentar las bocas de distribución, que a lo largo del año y la pandemia del coronavirus han sufrido diversas situaciones que han puesto en juego la continuidad de las sucursales.

“Cerramos un mes de septiembre muy similar a agosto (en cuanto a ventas), que fue de los peores meses. En estos dos meses perdimos 8% de ventas en unidades”, reveló Palpacelli, consultado por Comercio y Justicia. “Dependemos de la alta rotación para sostener nuestra estructuras comerciales”, aclaró.

“Aparte, el consumidor cambió; busca segundas y terceras marcas”, agregó el empresario. “El consumo sigue muy contraído y el mix de productos se ha modificado; se han dejado de vender muchas cosas que aportan al cuadro de resultados, lo cual agrava la situación”, afirmó.

El sector pide menor presión impositiva y medidas para alentar el consumo, ya que “hay un cóctel ideal para el cierre de sucursales en algunas cadenas de supermercados”, advirtió Palpacelli, tras confirmar lo que distintas consultoras del retail vienen advirtiendo: que en pandemia, los súper pierden frente a las almacenes. “Este escenario ha hecho que se consuma más en comercios de cercanía, lo cual pone en riesgo a los supermercados. Necesitamos oxígeno”, reclamó.


 

El nuevo salario mínimo “no cubre la canasta”

La canasta básica alimentaria tuvo un incremento de 35,5% en septiembre respecto del mismo mes del año pasado, de acuerdo con un relevamiento de la consultora Focus Market. De acuerdo con el estudio realizado en 670 puntos de venta de todo el país, el Índice de Precios de la Canasta Básica Alimentaria (Ipcacoma) tuvo un incremento de 2,16% mensual y 35,52% anual.

De este modo, según la consultora, una familia tipo necesitó $22.470 en septiembre para cubrir el gasto de los productos de la canasta básica alimentaria.

Focus Market consideró además que el incremento de 28% en el salario mínimo vital y móvil -que pasará de los actuales $16.875 a $21.600 en marzo de 2021- “no logra cumplimentar una canasta básica alimentaria para este tipo de hogar”.

Sé el primero en comentar en "Asfixiados por los costos, los súper piden “oxígeno” fiscal"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados