Argentina importa productos caros mientras vende todos los baratos

Durante la entrega de premios a los mejores exportadores de Córdoba, los empresarios pidieron sacar provecho del “viento de cola” del comercio mundial.

El país y la provincia de Córdoba han tenido un buen año y el comercio exterior tendrá un saldo positivo de aproximadamente 12.000 millones de dólares, pero necesita replantear su matriz productiva.

Este debate fue propuesto por la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba (Cacec) en el acto de entrega de los premios anuales del Día de la Exportación, que organiza con ProCórdoba.

“Hablamos del viento de cola que favorece a la Argentina y que se va a mantener por muchos años” dijo el titular de la entidad, Néstor Haag. El empresario señaló que otros países, menos seguros de lo que deparará el futuro, trabajan en modelos de simulación sobre resultados de las cosechas por regiones, en función de un cambio de escenario climático, la evolución del consumo, para prever el origen y el volumen de la oferta y el precio de las commodities.

Sin embargo, “no hay viento favorable para el que no sabe adónde va” y Argentina necesita revisar su matriz productiva para desarrollarse mejor y aproximarse a los niveles de calidad de vida que experimentan los países mejor posicionados.

El empresario advirtió que el valor promedio de nuestras exportaciones es de 640 dólares la tonelada, mientras que el de las importaciones es de 1.750 dólares. Las exportaciones industriales representan algo más de 30% y las importaciones más de 85% del total.

Para Néstor Haag, estos indicadores reflejan la acentuada primarización de nuestras exportaciones y la debilidad competitiva para agregar valor a las materias primas. En manufacturas de origen industrial, el déficit comercial supera 17.000 millones de dólares. Las autopartes, en las que Córdoba tiene una participación importante en inversión y empleo, por sí solas contribuyen en más de 5.000 millones de dólares de saldo negativo. Todas estas cifras son extraídas del Indec y corresponden a los primeros nueve meses de este año, dijo Haag.

A juicio de Haag, la baja rentabilidad de las exportaciones argentinas con relación a su enorme volumen es responsable de una baja inversión en el sector. Durante el primer semestre de este año, América Latina recibió inversiones productivas por poco más de US$ 50.000 millones. Pero Argentina recibió sólo 4% de esa cifra, aproximadamente 2.000 millones de esa moneda, según el informe que difundió la Cepal. “Estas cifras son públicas y contundentes sobre el problema central que es la pérdida de competitividad, que afecta toda la sociedad pero, en mayor medida, la población de menores ingresos”, dijo el titular de Cacec, quien mencionó la inflación en dólares, superior al 20% en los últimos años, que acabó con las ventajas del tipo de cambio favorable que reimpulsó la producción argentina.

A pesar de estos inconvenientes, 2010 ha resultado más que favorable para el comercio exterior de Córdoba.

Haag reconoció que durante este año se han incorporado 19 empresas a la Cámara como nuevos operadores.

En los últimos ocho años, la base societaria de Cacec ha aumentado en 50%. “Esto es alentador porque muestra que la comunidad empresaria percibe en nuestra Cámara un referente para apoyar sus esfuerzos de internacionalización”, concluyó el titular de la entidad.

Primera exportación
Carne y cuero de caprinos producidos en Traslasierra

San Javier Caprinos SRL, empresa familiar dedicada a la producción de carnes y pieles de caprinos recibió el Premio a la exportación pyme. El establecimiento de Villa Dolores se inscribió como exportador recientemente y concretó su primera venta a las Islas Bahamas (Antillas Holandesas), posteriormente a Angola (África) y los últimos embarques fueron con destino a Omán (Emiratos Árabes). Paralelamente a las exportaciones de carne, advirtieron la posibilidad de ofrecer las pieles en bruto, concretando su primera venta a una gran curtiembre en Brasil. Varios pedidos se sucedieron a ese destino y por estos días, están próximos a embarcar un contenedor de pieles a España y otro a Hong Kong.

También fueron galardonadas las siguientes firmas: Biogen Argentina, que recibió el Premio a la Innovación, es una empresa de base tecnológica, dedicada a la producción, comercialización de embriones bovinos y a la investigación de biotecnologías reproductivas para el mejoramiento de la industria ganadera. Desarrolló un programa estratégico de exportaciones a mercados de Colombia, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Panamá, Brasil y Venezuela. Pinturerías Quimex ganó el  Premio a la Inversión. La empresa realizó una fuerte inversión en 2008 para expandirse al mundo, exportando a Uruguay y Brasil. El premio al Grado de Internacionalización fue para Sitemp SA. Esta empresa desarrolló nuevas tecnologías para la producción de cristales para la industria automotriz. Provee vidrios de seguridad para autobombas de Volvo de Suecia, Mercedes Benz de Alemania y Reino Unido, y Renault de Francia y equipos especiales para transporte de tropa policial de Alemania, Francia y Reino Unido.

El Premio Fulbio Pagani a la Trayectoria Exportadora  fue para José M. Alladio e Hijos SA, firma de Luque que fabrica lavarropas y artículos de la línea blanca. Empezó en 1949 y es pionera de la industria del interior de Córdoba. Debió sortear variados obstáculos para dar en 1971 su primer paso en el comercio exterior vendiendo componentes a un fabricante de Uruguay. Ha consolidado su presencia en importantes mercados y es líder nacional en su rubro produciendo más de 5.000 unidades diarias.

Artículos destacados