Alquileres en aumento, como todos los años

En Córdoba, las renovaciones de contratos vendrán con incrementos de entre 25% y 30%, unos puntos más que el año anterior. Las expensas aumentarán más de 30%.

Por Laura Pantoja – lpantoja@comercioyjusticia.info

No es novedad que los precios de los alquileres aumenten, como tampoco lo es el hecho que lo hacen en el orden de 2% mensual (si se prorratea el porcentaje anual en 12 meses), tal como ha trascendido y, con un tono alarmante, en algunos medios nacionales.

Según constató Comercio y Justicia con referentes del sector cordobés, los precios de los alquileres, tanto de departamentos como de viviendas familiares, incrementarán a lo largo de este año entre 25% y 30%. Se trata de las renovaciones de contratos que sucederán durante el año en curso y que, en relación con el año pasado, superarán los valores en no más de 5%.

“Los precios no se retocan mes a mes, no se trata de un plazo fijo que te aporta un interés de 1,5%, tal como interpretaron algunos medios. Los valores se van modificando de acuerdo con el período establecido en el contrato y en función de la oferta y la demanda, de la relación con el inquilino, del contexto y la inflación”, aclaró Martín Dahan, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic).

Si se tiene en cuenta las reglas del mercado, es probable que los precios de las casas aumenten, quizás, un poco más que el de los departamentos. Es sabido sobre la existencia de una constante sobredemanda de casas familiares y dúplex en alquiler, tal como informó este diario meses atrás (https://comercioyjusticia.info/blog/negocios/casas-en-alquiler-cada-vez-menos-y-mas-caras/).

Por el contrario, la oferta y la demanda de departamentos de un dormitorio -sobre todo- a estrenar o usados bien mantenidos y en buenas ubicaciones, está equilibrada. “No nos olvidemos de que, de los edificios terminados, 50% de sus unidades entra al mercado de la locación, con lo cual, la dinámica se equilibra”, añadió Sergio Villella, propietario de la inmobiliaria que lleva su nombre. Es claro que si la referencia alude a departamentos “viejos”, “deteriorados” y con “más de 20 años”, la demanda es nula. “Por una escasa diferencia de precios, los inquilinos prefieren unidades en buen estado”, acotó Dahan.

En cuanto al traslado de precios por inflación, el propietario puede concretarlo siempre y cuando haya sobredemanda. “Se prevé una inflación de entre 30% y 40%, pero no creo que pueda trasladarse en la misma proporción a los alquileres. Estos variarán entre 25% y 30%”, dijo Dahan coincidiendo de esta manera con su colega Villella.

Expensas, sí
Hasta ahora, nada nuevo bajo el sol. Los precios de los alquileres aumentan todos los años, y puntos más o menos, en proporciones similares. Lo alarmante será, sí, la suba de las expensas, pero no para el común de los inquilinos, que ya están acostumbrados a que se incremente -como todos los años también- en función de las paritarias de los gremios de vigilancia y servicios de portería; sino para el inquilino premium que tiene un piso en Nueva Córdoba.

“Es que las expensas para estas unidades son hasta más caras que las expensas en uno de los countries más refinados de Córdoba y, de subir en las proporciones proyectadas, sería inviable”, comentó Villella. Por caso, un piso en Nueva Córdoba, con 24 horas de servicio de vigilancia, paga $3.200 de expensas, más un alquiler que no baja de $5.000, según precisó.

Los acuerdos de paritarias con ambos gremios ( Federación Argentina de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal y Sindicato de Seguridad Privada de la República Argentina- UPSRA ) aún no han cerrado, pero según calculan los voceros, la incidencia del aumento de salarios en las expensas no podrá exceder 30%. A eso deberá sumarse, algún porcentaje derivado del mantenimiento, incremento de insumos, entre otros.

La incidencia de las mismas, como es habitual, torcerá la decisión del inquilino- principalmente el de un dormitorio- que cuenta con un presupuesto de $3.000 para rentar una propiedad.

Artículos destacados