Inseguridad, corrupción y economía son los principales problemas del país

Por Luz Saint Phat / [email protected]

Así lo indican los resultados del Monitor de Inseguridad de agosto elaborado por el Observatorio de Psicología Social Aplicada, perteneciente a la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA)

Aún inmersos en un contexto de una importante crisis sanitaria que preocupa día a día por las cifras en alza de contagiados y de fallecimientos por covid-19, es importante preguntar si los argentinos consideran hoy el coronavirus como uno de los principales problemas del país.

Una aproximación a esta respuesta ofrecen los resultados del Monitor de Inseguridad publicado en agosto por el Observatorio de Psicología Social Aplicada (OPSA), perteneciente a la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

En términos generales, según los resultados del estudio, inseguridad, corrupción y economía son los temas centrales señalados por la población, considerando las opiniones de una muestra tomada en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y que para extender estas apreciaciones a toda la población argentina sería necesario avanzar en las encuestas en el resto del país.

Aun así, los datos pueden ser bastante ilustrativos ya que la investigación se desarrolló a partir de las respuestas que arrojaron un conjunto de 3.512 encuestas efectuadas de manera online entre el 5 y el 12 de agosto de ese año, a personas mayores de 18 años.

“Un gran mayoría señala que los principales problemas que tiene el país son la inseguridad, la corrupción y la economía. Parecería que la pandemia y su control no está hoy en el centro de las problemáticas que más preocupan a los argentinos”, explican las conclusiones del documento publicado por la unidad académica y agregan que “resulta paradójico que en el peor momento de la crisis sanitaria, en el que la curva de contagios y fallecimientos ha aumentado en forma muy pronunciada, la gente haya migrado sus incertidumbres y ansiedades hacia las dimensiones políticas y económicas”.

No obstante, los especialistas advierten de que estos datos pueden ser resultado de la situación derivada del covid-19 y del extenso confinamiento, que ocurrió sobre todo en Buenos Aires, lo cual afectó de manera decisiva la “estabilidad emocional y cognitiva de la gente”, que se veía sobre todo con “impotencia” la nueva crisis económica derivada de una coyuntura disruptiva y ampliamente incierta.

“Transitados 30 días de flexibilización de la cuarentena, los resultados de este estudio muestran con claridad que la gente, ya agotada emocional y cognitivamente, en términos relativos ha perdido el miedo al virus y ha comenzado a enfrentarse al verdadero problema pospandemia: cómo recomponer su vida personal-familiar para aproximarla a lo que era antes de la crisis sanitaria”, aseguran las principales interpretaciones de los datos obtenidos mediante las encuestas.

“Y para este menester le asigna al gobierno un rol central de contención y ayuda. Para superar la pandemia se puede implorar a la ciencia, ‘al cielo’ o a Dios; pero para superar la crisis económica y terminar con la inseguridad al que se le exige soluciones es al gobierno”, precisa el documento.

 

Pandemia y grieta

De todas maneras, el informe presenta textura en las respuestas, que muestrann las divisiones de la población con relación a sus elecciones político-partidarias.

Así, indica el documento, para “los votantes de Alberto Fernández el principal problema es la inseguridad, luego le siguen la crisis sanitaria (coronavirus), la economía, la desigualdad y la pobreza”. Mientras, quienes optaron en las últimas elecciones por Mauricio Macri  “coinciden en que la inseguridad es el principal problema, pero difieren significativamente en los siguientes. La corrupción ocupa un lugar preponderante (2º lugar), seguida por problemas de orden político-económico (la economía, los políticos, el peronismo, el gobierno)”. En tanto, explica el Monitor, para este segmento de la población “la crisis sanitaria recoge una muy baja frecuencia de menciones”.

Por otro lado, ante el interrogante “¿cuál sería el primer problema que el gobierno debería abordar e intentar resolver?” las respuestas presentan mayor frecuencia en los temas de inseguridad, corrupción y falta de trabajo. “Pensando desde una perspectiva de corto plazo; es decir, lo más inmediato para atender, la pandemia sanitaria sube varios escalones y se ubica debajo de los tres primeros problemas” dice el informe, y agrega que “la reforma de la Corte Suprema obtiene sólo el 1% de las respuestas”.

Mientras tanto, en lo relacionado específicamente a la inseguridad, el estudio reveló que el miedo y la impotencia “sobresalen con claridad como las dos emociones primariamente reactivas”, seguidas por los sentimientos de injusticia, bronca, preocupación, indignación y tristeza.

“Desde hace muchos años, la sociedad argentina se encuentra atrapada por una lógica binaria (“bueno-malo”) en la construcción y modelado de nuestras ideas y de nuestros sistemas de creencias en lo que respecta a lo político, lo social y lo económico”, explica el documento, especificando las personas han estado atravesadas “por una macro-ideología que promueve reducciones simples y anacrónicas” y que  impulsa a “etiquetar” en estos dos extremos realidades profundamente complejas. “Esto explica la psicogénesis cognitiva de nuestra famosa grieta”, asegura el informe.

“Los resultados obtenidos en el presente estudio reflejan las dispares cosmovisiones que tienen los votantes del Frente de Todos en comparación con los votantes de Juntos por el Cambio en relación a los problemas del país, las prioridades que deberían definirse para solucionarlos, la gravedad de la inseguridad y las causas de la misma”, dicen las conclusiones del estudio, asegurando que se pueden observar “dos sistemas de creencias por ahora irreconciliables”.

Mientras tanto, específicamente en el AMBA, la cuestión de la inseguridad puede considerarse como una “tercera pandemia”, sobre todo por la importancia que cobró luego de la apertura y flexibilización de las actividades en esta región del país.

Según el Monitor de Inseguridad, la problemática tiene un fuerte impacto sobre la salud mental, dado que 65% de los encuestados manifestó haber sido víctima de delitos, mientras que 71% considera que la situación al respecto es “muy grave o extremadamente grave”. 

En tanto, ocho de cada 10 participantes de la investigación consideran que la inseguridad aumentó “algo” o “mucho” y nueve de cada 10 aseguran que es “bastante o muy probabble” que sufran un delito en el corto plazo.

Sé el primero en comentar en "Inseguridad, corrupción y economía son los principales problemas del país"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados