Fortalecer vínculos y redes comunitarias, estrategia para afrontar la crisis económica

El especialista Mario De Mauro señala algunas dolencias subjetivas que pueden desencadenarse en el escenario actual. También advierte de la importancia de disminuir los niveles de estrés

Por Luz Saint Phat – lsaintphat@comercioyjusticia.info

Eas crisis económicas pueden desencadenar distintas manifestaciones subjetivas de padecimiento. El alza del dólar, el encarecimiento de los precios, el desempleo, la pobreza y la incertidumbre que está atravesando el país tienen un impacto decisivo sobre la salud mental de las personas y las comunidades.
En este escenario complejo, fortalecer vínculos y redes comunitarias es una estrategia válida y efectiva que pueden poner en marcha los individuos y los grupos para afrontar las demandas cotidianas.
Así lo indicó, en diálogo con Comercio y Justicia Mario De Mauro, quien es magíster en Salud Mental e integrante de la Unidad de Estudios Epidemiológicos en Salud Mental de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).
Para abordar las problemáticas que pueden presentarse en los individuos en estos días, el especialista explicó que es necesario, en primer lugar, especificar conceptos que posibiliten dimensionar qué significa una crisis y qué padecimientos puede provocar en los individuos en términos de manifestaciones tanto conductuales, como cognitivas y fisiológicas.
“Cuando hablamos de crisis, nos referimos a un período transitorio de disfunciones y desorganización que se caracteriza por la incapacidad de una persona o de un grupo de personas para afrontar determinados eventos, haciendo uso de sus recursos cotidianos. Una crisis se considera, en líneas generales, como un estado de desorganización y peligro, por un lado, aunque también puede ser vivenciada como una oportunidad de desarrollo personal o comunitario”, precisó De Mauro en conversación con este medio.

“En general, las personas en situación de crisis pueden experimentar sentimientos de cansancio, agotamiento, desamparo, inadecuación, confusión, tristeza, desasosiego, tensión y estrés. En realidad, si uno pudiera sintetizar lo que las personas vivencian, principalmente es la presencia de un mayor nivel de incertidumbre y vulnerabilidad”, agregó aunque aclaró que es importante distinguir entre “las crisis del desarrollo que tienen que ver con las distintas etapas de la vida, que son más predecibles y esperadas; y aquellas que son más accidentales y circunstanciales como esta”.
“Estos fenómenos que estamos viviendo en estas últimas semanas y que tienen que ver con diferentes aspectos como son la desocupación, la inflación, la carestía de la vida, el aumento de la pobreza y este tema del dólar que está tan atado a la vida económica y política de nuestro país impactan efectivamente”, advirtió el entrevistado.
Entre otras problemáticas que enumeró De Mauro, ante situaciones críticas como las actuales pueden también presentarse manifestaciones de aislamiento, prevalencia de comportamientos emocionales o de ira, el consumo problemático de alcohol u otras sustancias, la comisión de actos muy desbordantes en relación a personas u objetos y la pérdida de sensibilidad hacia la situación que atraviesan los otros.
Por otro lado, el magíster también destacó la importancia de los procesos de memoria en el desarrollo de posibles estrategias de afrontamiento de las dificultades, en los cuales no sólo sólo se integran los recuerdos personales sino también las vivencias colectivas de situaciones similares. “Toda esta situación, todo lo que venimos arrastrando como sociedad desde antes -pero ahora agudizado- provoca un importante grado de estrés psicosocial y se lo puede englobar dentro de los denominados factores de riesgo psicosocial. Esto significa que nuestro sistema de adaptación está casi permanentemente activado y va perdiendo flexibilidad”, detalló.

Específicamente, uno de los problemas centrales precisado por De Mauro es el estrés, el cual se activa cuando una persona o un grupo valoran “que lo que sucede supera los recursos con los que cuentan y pone en peligro el bienestar personal. El estrés es un proceso de doble vía: implica tanto a la producción de factores por parte del contexto o ambiente como a la respuesta de quienes son sometidos a esos factores”, precisó. “Ante situaciones estresantes como esta crisis económica, las personas despliegan esfuerzos de todo tipo (cognitivos, conductuales y fisiológicos) en un entorno cambiante, con el objetivo de afrontar las demandas específicas que son tanto externas como internas y que son evaluadas como excedentes o desbordantes de los recursos propios. Estos mecanismos de afrontamiento sirven para manipular el problema en sí y son necesarios para regular la respuestas emocionales que puedan aparecer ante circunstancias estresantes”, afirmó.

Contención e intercambio
Ante la presencia de estos factores estresantes en el contexto, De Mauro indica que “existen formas prácticas de hacer y activar la salud mental, al margen del discurso dominante del ‘sálvese quien pueda’”.
En esta línea, “está claro que desde lo individual podemos hacer un montón de cosas, como también hacer consultas psicológicas, pero también es necesario desarrollar estrategias que tengan que ver con la resiliencia comunitaria”.
Así, señaló el académico, es fundamental que las personas puedan encontrar contención, resguardo, escucha e intercambio en las propias redes sociales que han venido construyendo desde hace tiempo, como pueden ser organizaciones vecinales, estudiantiles e instituciones diversas. “Asociarse, generar vínculos, empoderarse junto a otros, o pertenecer a colectivos y organizaciones son buenas herramientas”, aseguró.
“Ahora, más que nunca, es imprescindible romper los círculos de aislamiento y desesperanza. No nos salvamos solos, nadie salva a nadie y nos salvamos entre todos”, concluyó De Mauro.

1 Comentario en "Fortalecer vínculos y redes comunitarias, estrategia para afrontar la crisis económica"

  1. Que belleza!! Hermosa reflexión! A seguir organizandonos! Es la única forma de crecer en este «salvese quien pueda»!

Los comentarios están cerrados.

Artículos destacados