La neurodecodificación laboral, una propuesta para solucionar problemas recurrentes de las empresas

 La psicóloga Nilda Avellaneda articula interesantes aportes de la neurociencia y el management para aplicarlos en profesionales y organizaciones

Por Luz Saint Phat – lsaintphat@comercioyjusticia.info

¿Por qué algunas empresas y también algunos profesionales recaen una y otra vez en situaciones recurrentes de malestar con el dinero o tienen los mismos problemas societarios en sus empresas que sus familiares? ¿Cuál es la razón por la cual ciertas personas muestran reiteradamente dificultades a la hora de emprender un negocio?
Con el objetivo de desarrollar una herramienta y una metodología para abordar estas cuestiones, la psicóloga cordobesa Nilda Avellaneda ha elaborado una propuesta denominada neurodecodificación laboral, la cual se constituye en una herramienta y una metodología para intervenciones en el campo laboral, tanto para individuos como para organizaciones.
Avellaneda es especialista en Psicología de la Organización, en Management y en Psicología Cognitiva y ha logrado articular estos saberes en torno a una interesante construcción teórica y práctica propia.
Sobre la base de sucesivos trabajos como consultora y capacitadora, la profesional pudo observar que los conflictos o problemas recurrentes en empresas y profesionales resultaban constituirse como “bloqueos” que respondían a determinados “códigos”, los cuales una vez detectados pudieron ser analizados y desprogramados, con el objetivo de “liberar” todo el potencial de crecimiento que se encontraba detrás de estas dificultades.
En diálogo con Comercio y Justicia, Avellaneda detalló su perspectiva.

-¿En qué consiste la neurodecodificación laboral?
– Es tres cosas al mismo tiempo. Es una herramienta porque con la neurodecodificación se puede diagnosticar e intervenir sobre problemas laborales, profesionales, vocacionales o económicos. En ese sentido, permite hacer una intervención para desbloquear y resolver estas cuestiones. Por otro lado, es una metodología porque lleva un protocolo con pasos lógicos. No se trata de algo al azar, sino que tiene una secuencia de pasos que posibilitan abordar el inconsciente biológico. Y finalmente, también es un modo de vida, una vez que la persona se va dando cuenta de que todas las cosas que suceden en su vida las ha creado por sí mismo, y que esa creación responde a una lógica del mismo inconsciente biológico. Es, decisivamente, una manera de ver la vida porque se empieza a dejar de buscar la culpa en el afuera y se toma conciencia de que todas las circunstancias que suceden tienen que ver con la historia propia. Una vez que se empiezan a ver las cosas de otra manera, no se pueden volver a pensar como antes.

– ¿Sobre la base de qué corrientes de pensamiento se erige esta herramienta y metodología?
– En realidad es una triangulación. Primero integra conceptos del management, visto desde la Escuela de Palo Alto, que es la cibernética y lo sistémico aplicado a las organizaciones. Y la segunda pata del triángulo son las neurociencias aplicadas. En realidad, en este punto, estos conocimientos están basados en la psicología cognitiva que realiza experimentos en laboratorio donde se estudia el funcionamiento del cerebro y los procesos de la mente. Finalmente, también articula conocimientos provenientes de las corrientes “bio” o “post hamerianas”. Hamer fue un médico oncólogo que empezó a darse cuenta de cuáles eran los conflictos biológicos y descubrió que la enfermedad constituye una respuesta biológica del organismo para defender la vida. A partir de sus hallazgos, también comenzaron a trabajar una serie de autores como Marc Frechét, entre otros. Yo, además, a estas articulaciones les he agregado conceptos que se desprenden de la física cuántica, especialmente de los últimos desarrollos. Además, vale señalar que yo realicé un proceso personal que tiene que ver con la decodificación y, luego, esta experiencia la empecé a trabajar en las empresas como consultora. En este contexto, comienzo a reflexionar sobre los conflictos que se presentaban en las firmas y veo que aplicando estos conceptos se dan cambios con una importante rapidez. Además, esta herramienta se aplica a cualquier persona que tenga una dificultad laboral, siempre que el conflicto sea recurrente, como por ejemplo “nunca puedo terminar el proyecto”, “siempre tengo problemas de deudas”.

-¿Cuáles son las principales problemáticas que presentan las empresas?
– Las empresas generalmente presentan problemas de rentabilidad, de sucesión, de dificultad en los equipos directivos y de insatisfacción laboral. Y, cuando se comienzan a trabajar cuestiones laborales más individuales, los conflictos que surgen son las deudas, la mala relación con el dinero, la no concreción de los emprendimientos, el desvanecimiento de los proyectos, la falta de clientes o la caída en las ventas.

Artículos destacados