Violador: experta confirmó certezas sobre el ADN

Con la confirmación de una experta del Ceprocor sobre las certezas que existen respecto de los exámenes de ADN y el pedido de absolución que haría la defensa, basada en la supuesta inimputabilidad del acusado, dio comienzo ayer el juicio oral y público contra Oscar Ernesto Barraza, sindicado como el presunto “violador de ancianas”, a quien se le imputan 19 hechos de abuso sexual con acceso carnal reiterado, además de 10 hechos de robo calificado por escalamiento, seis hechos de robo simple, otros seis hechos de violación de domicilio y uno por robo calificado por efracción, esto último por haber practicado un hueco en una pared.
El debate, que se ventila ante la Cámara 6ª del Crimen, se abrió con el testimonio de Nidia María Modesti, responsable del Laboratorio de Biología Molecular del Ceprocor, quien fue la única testigo del día y aseguró que “no quedan dudas” de la correspondencia del perfil genético de Barraza y las muestras de ADN obtenidas en las escenas de los abusos. Además, la especialista explicó los métodos utilizados para el cotejo genético y graficó que “sólo si Barraza tuviera un gemelo” podría ponerse en duda la correspondencia obtenida en los exámenes.

El fiscal Marcelo Altamirano está a cargo de la acusación y trascendió que pedirá una condena de 25 años de prisión para Barraza. Fuentes tribunalicias explicaron que si no solicita una condena mayor, es porque los casos que se le achacan sucedieron con antelación a la última reforma del Código Penal.
Por su parte, el defensor Juan Fernández Alé anticipó en declaraciones radiales que pedirá la absolución de su cliente y que la Jusiticia lo declare inimputable. Según el letrado, su cliente “no comprendió, ni pudo dirigir las acciones que tenía frente a él”. Cabe recordar que las víctimas tenían al momento de los hechos entre 59 y 84 años y que los hechos atribuidos a Barraza ocurrieron entre el 7 de agosto de 1999 y el 4 de abril de 2004.

Artículos destacados