Víctimas del instituto Próvolo presentaron el caso ante las Naciones Unidas

Una organización de derechos humanos reiteró que hubo “encubrimiento” y falta de reparación integral del Estado Vaticano en el caso

Tres víctimas de abusos sexuales cometidos en los institutos religioso para niños sordos Antonio Próvolo de Mendoza y de La Plata y miembros de ONG se reunieron con representantes de distintas relatorías de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra (Suiza)
para denunciar encubrimiento del Vaticano.

La comitiva se reunió con representantes de las relatorías especiales sobre la Venta de niños, la Prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, Derechos de las personas con discapacidad,Contra la Tortura, y Promoción de la verdad, la Justicia, la Reparación y las Garantías, informaron las fuentes.

“Allí, denunciamos el encubrimiento y la falta de reparación integral del Estado Vaticano en el caso Próvolo de Argentina”, detallaron representantes de la organización de Derechos Humanos Xumek a la que pertenecen dos de los abogados querellantes que acompañan a las víctimas.

Luego de dar los sobrevivientes testimonios de los abusos sufridos ante las relatorías de Naciones
Unidas, fueron entrevistados por diferentes medios internacionales.

En tanto, hoy continuarán las reuniones en Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales,
según se adelantó.

En ese sentido, las organizaciones presentarán informes ante el Comité contra la Tortura y ante el
Comité de los Derechos del Niño. Responsables de Xumek denuncian que «las autoridades de la Santa Sede tenían conocimiento de los sucesos ocurridos con anterioridad al inicio de las investigaciones penales y nada hicieron para evitar los abusos y además, una vez realizada las denuncias, las Iglesia no colaboró con la justicia penal durante la investigación».
Los abusos sufridos por niños y niñas sordas en el Instituto educativo y religioso Antonio Provolo de Mendoza, entre 2005 y 2016 derivaron en la histórica condena en la justicia mendocina a fines de noviembre pasado de los curas Horacio Corbacho (59) y Nicola Corradi (83) a la pena de 45 y 42 años de prisión respectivamente.

En tanto, en Mendoza ya se desarrollan las audiencias preliminares para dar inicio al segundo de los juicios con nueve mujeres imputadas, entre ellas dos monjas.

Artículos destacados