Toman en cuenta la valoración de indicios en condena por drogas

Para condenar a un imputado como autor penalmente responsable de los delitos de comercialización de estupefacientes y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Córdoba (TOF Nº 2) hizo hincapié en la valoración de los indicios existentes para acreditar los fines de comercialización, “ya que éstos, sumados a los tres hechos de comercio de estupefacientes que se encuentran acreditados, configuran el grado de certeza que tal posesión contiene el dolo de tráfico”.

Conforme los indicios existentes: la cantidad de droga secuestrada y la forma en que ésta fue hallada (fraccionada, oculta y distribuida en su domicilio), junto con los diversos recortes y trozos de nylon, utilizados normalmente para el armado de envoltorios de estupefacientes, y el dinero de baja denominación, llevaron a concluir que se estaba “en presencia del dolo de tráfico requerido por la figura penal”.

Los integrantes del tribunal -José Fabián Asís, Carlos Julio Lascano, y José María Pérez Villalobo- explicaron que en el caso, los tres hechos de comercio de estupefacientes y el de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización tuvieron comienzo de ejecución, se consumaron y ejecutaron en distintos días y en forma independiente cada uno de ellos.
“Por ello, entiendo que no es aplicable el criterio de la Cámara Nacional de Casación Penal, Sala I, en ‘Fuentealba Cifuentes, Héctor Ramón s/recurso de casación’, donde sostiene ‘Entre la tenencia de estupefaciente (…), a la que se le asignó la finalidad de tráfico ilícito, y el suministro gratuito de parte de la primera de esas drogas consumado ese mismo día, media un supuesto de unidad de ley o de concurso impropio por consunción”, enfatizó en su voto el juez Asís.

Artículos destacados