Sorpresa de Navarro por la demanda del Gobernador

La secretaria penal dijo que creía que la cuestión había sido aclarada. Mientras tanto, es inminente el resultado del sumario administrativo que le inició la Cámara Federal. La causa penal por amenazas ya llegó a la Cámara de Acusación.

La secretaria penal del Juzgado Federal Nº1 de Córdoba, Liliana Navarro, se mostró sorprendida por la demanda civil por daños y perjuicios que le entabló el gobernador José Manuel De la Sota por sus dichos en una conversación telefónica con relación al narcoescándalo. En diálogo con Comercio y Justicia, la funcionaria judicial dijo que “pensaba que el tema estaba terminado” y que la cuestión “ había sido saldada con el Gobernador”.

Aunque Navarro advirtió de que no le gusta recorrer los tribunales por este tipo de cuestiones, adelantó que contestará la demanda en tiempo y forma y el daño espiritual que argumenta en su demanda De la Sota “deberá ser probado” en tribunales.

El Gobernador reclama un monto de $600 mil contra la secretaria federal, suma que, según advirtió a este medio, no tiene.

Pese a todo, intentó bajar el tono de lo ocurrido: “Son cuestiones pasajeras, yo no tengo ningún problema personal con el Gobernador, con De la Sota no nos hemos vuelto a cruzar pero las diferencias no son para siempre”, concluyó.

Sumario y causa penal
Por los dichos de Navarro en una conversación telefónica, que fueron difundidos -según ella dijo, sin su consentimiento- y por la denuncia de un abogado que la acusó de haberlo amenazado, la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba le abrió un sumario administrativo que estaría a punto de resolverse, según trascendió en los tribunales federales.

Oportunamente, la Cámara solicitó que intervenga personal de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para garantizar el procedimiento.

Paralelamente, en la Justicia provincial se sustancia una causa penal contra Navarro por amenaza simple. El abogado Julio Deheza , defensor del ex jefe de la Brigada de Drogas Peligrosas de Mina Clavero, Gastón Bustos, la acusó de haberlo amenazado en una llamada telefónica, luego de su alegato en el que denunció un supuesto accionar “irregular” de la funcionaria durante la causa. “Me amenazó diciéndome que no sabía con quién me había metido”, relató el abogado que le habría dicho la funcionaria judicial.

En esta causa, Navarro fue sobreseída por el juez de Control Carlos Lescano, pero luego la resolución fue apelada y se encuentra a resolver por la Cámara de Acusación de Córdoba.

Desestimado
Luego de que la Cámara Federal de Córdoba decidió abrir un sumario administrativo contra Navarro, el secretario General del gremio de Empleados de la Justicia de la Nación, Julio Piumato, denunció a los integrantes de ese cuerpo ante el Consejo de la Magistratura por discriminación y persecución sindical. Cabe recordar que Navarro integra la comisión directiva de ese gremio. Dicha denuncia fue ayer desestimada in limine por el organismo nacional.

Artículos destacados