Sólo los autos que se compacten en Bouwer dejarán más de $2 millones

Primera vez. En 2009, el TSJ dipuso la compactación de 13 mil vehículos que se encontraban secuestrados en uno de los predios de Bouwer.

Se estima que son 30 mil los vehículos secuestrados en la provincia. La mitad está en el predio contiguo a la cárcel. En los primeros cinco años se destinará el dinero a la remediación de los depósitos, luego al Poder Judicial y al Ministerio de Gobierno y Seguridad.

Por Silvina Bazterrchea – sbazterrechea@comercioyjusticia.info

Hoy son simplemente automóviles secuestrados que llenan predios de propiedad del Estado sin ninguna otra función que contaminar el ambiente; sin embargo, la situación cambiará muy pronto cuando efectivamente se ponga en marcha la ley que prevé su compactación y posterior venta como chatarra.

El primer paso se dio ayer cuando la normativa fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia, mientras tanto, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ya trabaja en el inventario de los vehículos que se encuentran secuestrados en los distintos depósitos que tiene la provincia. La tarea no es menor si se tiene en cuenta que, según estimaciones del Poder Judicial, no son menos de 15 mil los depositados sólo en uno de los predios de Bouwer. En toda la provincia la cifra ascendería a 30 mil.

La compactación de los vehículos, además de contribuir con la preservación del medioambiente, servirá como una fuente de ingreso de dinero que en los primeros cinco años de vigencia de la ley será destinado exclusivamente a la remediación de los predios donde se depositen los automóviles. Luego, irá a las arcas del Poder Judicial (40%), al Ministerio de Gobierno y Seguridad (40%), otro 10% se destinará al mantenimiento y modernización de los predios y el restante 10% a resarcir a quien reclame un vehículo luego de compactado.

Aunque el monto es difícil de estimar -puesto que el precio de la chatarra es muy variable y depende de los vaivenes de la economía- fuentes consultadas por Comercio y Justicia aseguraron que hoy en Córdoba su valor ronda $400 la tonelada. Si se tiene en cuenta que por cada automóvil se podrían obtener 400 kilos de chatarra, el valor a obtener por cada uno compactado promediaría $260. Así las cosas, de compactarse solamente los 15 mil autos secuestrados en uno de los predios de Bouwer, el monto rondaría $2.400.000, de los cuales habrá que descontar el valor del trabajo de la empresa que se haga cargo de la prestación del servicio..

Los depósitos
La ley prevé que el depósito de los vehículos secuestrados deberá efectuarse en predios previamente habilitados por la Autoridad de Aplicación. En ese punto aún no se ha avanzado.

En Córdoba, en la localidad de Bouwer hay dos grandes predios. El primero no está en condiciones de funcionar, en primer lugar porque se encuentra frente a una escuela, y en segundo lugar porque está ubicado sobre la laguna de retención del Servicio Penitenciario, de Bouwer.

El segundo predio, también en Bouwer, tiene 28 hectáreas y es donde hoy la Policía de la Provincia deposita la mayoría de las motocicletas secuestradas.

Según indicó Luis Sosa, secretario de la Sala Penal del TSJ, dicho predio puede ser viable. En ese sentido, consideró que no es lo mismo depositar vehículos que rápidamente serán compactados que tener -como ocurre hoy- automóviles de todo tipo, de larga data, sin posibilidad de trasladarlos, con todo los riesgos ambientales que ello conlleva.

Los plazos
Tres años para las causas judiciales , un año para las administrativas

• En caso de vehículos provenientes de causas judiciales, la ley prevé que la Autoridad de Aplicación podrá disponer de ellos transcurridos tres años contados a partir del efectivo secuestro. Ese plazo podrá extenderse si media una orden judicial de un funcionario o magistrado provincial que se encuentre tramitando una causa y considere que, en virtud del estado de las actuaciones, corresponde preservar el bien.

• El plazo también puede reducirse a un año si media autorización expresa de la autoridad interviniente para que se proceda a la descontaminación y compactación del automóvil.

• En caso de vehículos provenientes de causas administrativas, el plazo vencerá al año, tiempo en el que se intimará al propietario para que en 20 días retire el bien.

• Los propietarios de los vehículos abandonados en la vía pública tendrán 15 días para retirarlos.

• Finalmente, la norma prevé que todos los vehículos que se encuentren depositados por un período no menor de cinco años desde la fecha de su secuestro sean compactados.

Algunos, a subasta 

La ley, que fue aprobada por unanimidad por la Legislatura Unicameral,  especifica que para aquellos vehículos que por sus características especiales no se justifique aplicar los procedimientos de compactación podrán ser vendidos en subasta pública o donados a instituciones de bien; o reservados con el fin de preservar su valor histórico, simbólico o cultural.

Artículos destacados