Si declaran a Bussi inimputable, no irá a juicio el 5 de agosto

El ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, podría ser el único imputado en el juicio oral que se realizará el próximo martes 5 de agosto en Tucumán, en caso de que el forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) determine que Antonio Bussi no está en condiciones mentales de afrontar el debate oral.
Bussi, quien se encuentra detenido bajo la modalidad de prisión domiciliaria, será evaluado por el psiquiatra Marcelo Rudelir, mientras que el médico Héctor Warnes actuará como perito de parte.
La intervención de los forenses de la Corte fue solicitada por el Tribunal Oral de Tucumán, luego de que una junta formada por seis profesionales tucumanos concluyera que Bussi no está en condiciones de comprender plenamente las consecuencias jurídicas de sus actos.

Los magistrados Carlos Jiménez Montilla, Gabriel Casas y Josefina Curi realizaron el requerimiento a la Corte a pedido del fiscal federal general ante ese tribunal, Alfredo Terraf, quien había cuestionado las supuestas incongruencias de los resultados de la junta que examinó mentalmente al militar retirado.

Causa

Bussi y Menéndez están imputados en unas 600 causas a raíz de que el primero, entre 1976 y 1977, estuvo al frente de la Quinta Brigada de Infantería, que dependía del Tercer Cuerpo de Ejército, que encabezaba el segundo. En Tucumán ambos fueron acusados de la desaparición del ex senador provincial peronista Guillermo Vargas Aignasse, ocurrida el 24 de marzo de 1976. Vargas Aignasse fue alojado en la cárcel de Villa Urquiza y desde allí fue derivado a distintos centros clandestinos de detención, como la Jefatura de Policía y del Arsenal Miguel de Azcuénaga.

Artículos destacados