Sergio Urribarri va al banquillo por presunto desvío de fondos

Está previsto que el debate en contra del exgobernador de Entre Ríos por negociaciones incompatibles con la función pública, peculado y fraude a la Administración se lleve a cabo entre el 29 de julio y 27 de agosto del próximo año

El presidente de la Cámara de Diputados de Entre Ríos y ex gobernador provincial, Sergio Urribarri, irá a juicio oral y público entre el 29 de julio y 27 de agosto de 2019, por el presunto desvío hacia terceros de 24,2 millones de pesos de fondos públicos; entre aquéllos, su cuñado, Juan Pablo Aguilera.
Además de Uribarri y Aguilera, se sentarán en el banquillo de los acusados el ex ministro de Cultura Pedro Báez, actual diputado provincial por el peronismo, y otros siete imputados (exfuncionarios, testaferros y empresarios). La pesquisa por negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, peculado y fraude a la Administración fue elevada a juicio por el juez José Eduardo Ruhl.

El tribunal que juzgará al ex gobernador está integrado por los jueces Rafael Cotorruelo, Alejandro Grippo y Gervasio Labriola.
Sobre los diputados Urribarri y Báez pesa desde mayo un pedido de desafuero de la Justicia, para poder proceder con las múltiples causas que enfrentan.
Sin embargo, la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara Baja entrerriana, donde el peronismo tiene mayoría, todavía no se pronunció sobre el requerimiento judicial. La bancada radical y Cambiemos, que son minoría, reclaman una definición inmediata.
La investigación surgió a partir de una denuncia que realizó en 2013 el exdiputado nacional por Entre Ríos, Jorge D’Agostino (UCR), quien ahora preside el Comité Nacional contra la Tortura.
Los fiscales Alejandro Cánepa y Patricia Yedro adelantaron que pedirán ocho años de prisión efectiva para Urribarri, Baéz y Aguilera.
Los hechos investigados ocurrieron entre 2010 y 2015. Se vinculan con contrataciones directas de publicidad oficial.

Artículos destacados