Se declaran inocentes padres de niño muerto

Comenzó ayer en la Cámara 10ª del Crimen de la ciudad de Córdoba el juicio por jurados populares en el que se analiza la responsabilidad que le cupo a una pareja en el maltrato y muerte de su hijo de tres años, ocurrida el 5 de diciembre de 2006.
En el marco de la primera audiencia, ninguno de los dos imputados, Claudio David Vega y Romina Mariela Rosas, admitieron haber sido los autores de los golpes que terminaron con la vida del menor .
Cabe recordar que la imputación que pesa sobre Vega y Rosas es la de supuestos autores del delito de homicidio agravado calificado por el vínculo, con el agregado, para el hombre, de tenencia ilegal de arma de guerra al haberse secuestrado en su poder una escopeta recortada, calibre 16.
Durante la instrucción, el fiscal Miguel Oyhanarte reunió pruebas que señalan que el niño llegó al domicilio de su padre en perfectas condiciones físicas, acompañado por su madre, y horas más tarde había muerto víctima de golpes.

Artículos destacados